Mireia Belmonte es campeona del mundo, oro en 200 m mariposa. Era la favorita y ha cumplido los pronósticos. 2:05.24, ese ha sido el  tiempo con el que se ha alzado con la victoria en una emocionante final, en la que la nadadora ha sido muy valiente y ha estado desde el principio peleando por estar en lo más alto del podio. «Ha sido una carrera muy bonita, era la medalla que me faltaba», ha declarado la nadadora desde la zona mixta.

Mireia Belmonte pasó a la final con el tercer mejor tiempo, por lo que nadó por la calle tres. El podio lo han completado la alemana Hentke y la húngara Hosszu. En las semifinales superaron el tiempo de la nadadora española, con 2’07″71, la alemana Hentke, con 2’06″29, y la china Zhou, que hizo 2’06″63. Sí que superó a una de sus grandes rivales, Katinka Hosszu, que se quedó en 2’07″37 tras su esfuerzo en su serie del 200 libre.

La deportista de Badalona -campeona olímpica también en los Juegos de Río en 200 metros mariposa- suma con esta medalla un oro más para su palmarés. El quinto metal en unos mundiales, su primer oro en esta competición en la que hasta la fecha había obtenido dos platas y un bronce. Con este título la catalana suma 43 medallas entre olimpiadas, mundiales y europeos.

Esta es la prueba favorita de la española, que ya ganó el oro olímpico en la Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en el verano de 2016 abriendo el medallero del equipo olímpico el 11 de agosto de 2016.

Belmonte ya ganó la medalla de plata en la prueba de 1.500 metros libres con un tiempo de 15’50″89 y sólo quedó por detrás de una estratosférica Katie Ledecky, que durante buena parte de la prueba estuvo por debajo del ritmo necesario para batir el récord del mundo. La nadadora española, por su parte, consiguió destrozar la mejor marca española de todos los tiempos.