Amazon es insaciable. El gigante de la distribución se está tomando muy en serio su apuesta por la televisión. Roy Price, director de Amazon Studios, ha declarado durante el Festival de Televisión de Edimburgo que la compañía está planeando una expansión significativa en la difusión deportiva, con la Premier League como principal objetivo.

«A la gente le encanta el deporte, es genial, atractivo, realmente motiva a la gente, así que creo que es una buena oportunidad que exploraremos», dijo el jefe del brazo de producción contenidos de Amazon.

Las tecnológicas quieren fútbol

Amazon recientemente se hizo con los derechos de la ATP, el principal circuito de competición de tenis. Los analistas de la City londinense ya han advertido que Sky podría verse obligada a pagar 600 millones de libras adicionales anualmente para conservar la mayor parte de los partidos de la Premier League debido a la competencia potencial de Google, Apple, Facebook y Netflix, además de Amazon. Los derechos la liga inglesa están divididos entre Sky y BT en la actualidad. Sky paga casi 4,2 mil millones de libras para la mayoría de los partidos en el último contrato de tres años.

Price no ha dado más información sobre sus planes de expansión en el deporte, pero de producirse una entrada en los derechos del fútbol se podría iniciar una revolución mediática que salpicaría a los terrenos de juego, ya que el mercado de jugadores se vería alterado.

Amazon tiene previsto gastar 4.500 millones de dólares en producción de contenidos este año, Netflix se espera que sean unos 6.000 y a la fiesta se suma Apple con mil millones, con intención de incrementar su inversión.