Vendimia nocturna

Vendimia nocturna

Tendencias

Cuando el vino llega de noche

Es de noche. A la altura de Tordesillas, la llanura alrededor del río Duero está rodeada de oscuridad. De repente, unos fogonazos iluminan las viñas de Rueda. El ruido que se escucha es el de una máquina cosechadora, alta, de casi cuatro metros. Pasa entre las hileras de la parcela recogiendo la uva. En una hora y media produce lo mismo que veinticinco personas trabajando a mano. A más de 700 metros de altura en la meseta castellana, los viñedos están expuestos a una gran diferencia entre días soleados y noches frías, inviernos largos y veranos muy calurosos. Un clima que ha contribuido a forjar el carácter del Verdejo, la variedad autóctona.

La vendimia nocturna es cada vez más común en los viñedos de España

De una buena vendimia, nace un buen vino. Teresa Rodríguez, enóloga de Bodega Aura es la responsable del resultado de que este minucioso trabajo salga bien. “La noche permite que las condiciones de entrada en bodega sean las mejores. Como resultado, el Verdejo conservas todas las características que caracterizan este vino: el sabor afrutado y fresco y el aroma intacto”.


Vídeo: G. M. Piantadosi | Foto: Chiqui Zulueta

La vendimia nocturna es cada vez más común en los viñedos del sur de España. ¿La razón? Sacar lo mejor de las uvas. El fresco de la noche y la ausencia de luz permiten a la uva conservar su aromas durante el trayecto de la vid a la prensadora. En Bodegas Aura, la vendimia empieza después de la puesta de sol para acabar a las 7 de la mañana. Se evita así el calor y los rayos del sol. Dos elementos que favorecen una fermentación incontrolada y la oxidación, factores que pueden comprometer el aroma del vino.

Bodega Aura

Los veranos, debido a las perturbaciones del clima, son cada vez más imprevisibles y calurosos. Un temporal puede destruir el trabajo de un año entero. Con el empleo de modernas cosechadoras, las bodegas consiguen a minimizar el tiempo necesario para la vendimia, aprovechando la estrecha ventana de tiempo en que los racimos están en su mejor momento, en el punto exacto de madurez y de azúcar. Estas máquinas separan la uva de las hojas, de manera que se guarda solo el producto limpio.

Los mimos a la uva  no terminan aquí. Una vez que la uva entra en bodega, se mantiene a una temperatura inferior a los 10º durante más de 24 -36 horas. Solo entonces empieza una maceración en frío que permite extraer las característica aromáticas del Verdejo. La fermentación con mostos de yema transcurre durante un período de 15 días en los que el vino es catado continuamente. “Solo así podemos garantizar que pase el examen del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda”.

Con el empleo de modernas cosechadoras se reduce el tiempo necesario para la vendimia

Bodega Aura, que forma parte de Pernod Ricard Bodegas, reserva las mejores uvas de esta finca para un Verdejo Vendimia Nocturna. Desde 2014 ha conseguido presentarse como una referencia emblemática de esta variedad. “En un vino donde encontramos todos las sensaciones frutales y el característico amargor peculiar de Verdejo”, explica Teresa Rodríguez. Entre los vinos más selectos de Aura está también el Selección Parcela Avutarda “es nuestro primer Verdejo fermentado en barrica” – dice Teresa Rodríguez – “un proyecto muy especial donde el origen sigue siendo nuestra variedad más característica pero con un plus de complejidad, elegancia y seriedad que le aporta la fermentación en barrica”.

logo
Cuando el vino llega de noche