Dueña de un rostro inolvidable, etéreo, de belleza angelical más que sexy, Audrey Hepburn sedujo a la cámara con un porte y una elegancia innatos. Algo que no se aprende. Un regalo que llega desde la cuna. O lo tienes o no lo tienes. A ella le sobraba.

Estudió para ser bailarina, pero las penurias y la mala alimentación durante la guerra hicieron mella en su constitución, así que, pese a seguir estudiando y practicando, tuvo que abandonar su sueño de ser bailarina para convertirse en actriz. Conquistó a Gregory Peck en Vacaciones en Roma, a Humphrey Bogart en Sabrina, a George Peppard en Desayuno con diamantes y a Cary Grant en Charada, pero, sobre todo, conquistó el corazón del público con su sencillez. Mientras el cine construía el mito, ella alimentaba su lado más solidario y comprometido.

Hace 24 años Audrey Hepburn dejó el trono vacante, nadie ha sido capaz de sustituirla. Cuando saltaba de la pantalla, Audrey rezumaba la misma elegancia que en las películas que protagonizaba. ¿Quien no haya soñado con imitar el estilo de Audrey Hepburn? Christie’s subastará el próximo 27 de septiembre una colección de objetos personales de la actriz.

Audrey Hepburn

Tiara que llevaba Audrey Hepburn en ‘Vacaciones en Roma’.

La subasta incluye gran parte del armario personal de Audrey Hepburn, copias de guiones de películas con anotaciones propias, cartas, recuerdos y accesorios como la tiara que llevaba la princesa Anna en Vacaciones en Roma, el personaje con el que obtuvo el Oscar. Entre las mismas se encuentran piezas icónicas como una gabardina de Burberry, una selección de las bailarinas (su calzado favorito) y un vestido de cóctel diseñado por Givenchy. Si la economía se lo permite, podrá también pujar por retratos de la actriz, la mayoría de ellos tomados entre 1953 y 1968, en el momento más álgido de su carrera.

Se trata de un archivo a través del cual se puede recorrer la vida y la carrera de una de las actrices con más carisma del siglo XX. Es la primera vez que salen a subasta los objetos más personales de Audrey Hepburn. Todos son propiedad de su familia  que ha decidido deshacerse de ellos.

Audrey Hepburn

Entrada original de la película ‘desayuno en Tiffany’s.

A partir del 23 de septiembre, aquellos que no puedan permitirse el lujo de hacerse con una de las piezas de la colección (la mayoría de los mortales), por lo menos tendrán la opción de visitar la exposición de las prendas. Y para los mitómanos que no puedan esperar al día 27 para pujar por las piezas, se abrirá una subasta online el próximo 19 de septiembre.