El reparto del musical "Billy Elliot"

El reparto del musical "Billy Elliot" @BillyElliot_es

Tendencias

Seis “Billy Elliot” se estrenan en Madrid

Qué sientes cuando bailas?  “Es como si desapareciera y todo mi cuerpo cambiara. Como si tuviera fuego dentro. Y me veo volando como un pájaro. Siento como electricidad. Sí, como electricidad…” Óscar Pérez tiene 14 años, estudia tercero de ESO: le encanta bailar y hacer acrobacias. Óscar es uno de los seis niños que forman el reparto del musical “Billy Elliot”, que se estrena hoy en el Teatro Nuevo Alcalá de Madrid y que tiene previsto permanecer en cartel por lo menos dos temporadas. “Si miro atrás me veo en mi vieja escuela de Valencia y me pregunto cómo he llegado hasta aquí…” Óscar lleva dos años viviendo en la capital, donde se ha trasladado para entrenarse para interpretar el papel de Billy. Ahora la madre de Óscar se ha mudado a Madrid para estar con él, pero al principio compartía piso con otros dos Billy Elliot. “Cada uno de nosotros tiene su fuerte, pero nos defendemos bastante bien”, responde Óscar a la pregunta de si es difícil repartirse entre seis el papel de primer bailarín. “Hemos tenidos roces y cariño, pero nos hemos hecho amigos, nos llevamos genial”, dice.


Vídeo: G. M. Piantadosi

Durante todo este tiempo, Óscar y sus compañeros han compaginado el instituto con los ensayos en la Escuela Billy Elliot. “Es una escuela creada específicamente para este musical”, explica David Serrano, director de la versión española de la obra inspirada en la famosa película de Stephen Daldry. Para Óscar ha sido un reto: “Se ha necesitado esfuerzo e ilusión. Si en el instituto no tienes buenas notas no puedes estar aquí”, apunta.

Billy Elliot es un niño que prefiere el baile al boxeo en una Inglaterra azotada por la crisis económica de los años ochenta. “Me gusta bailar. No me importa que me juzguen o me miren. Billy baila por sí mismo y no puede limitarse. Es lo que más tengo en común con el personaje”, dice Óscar. Sin embargo cuando llegó al casting apena sabía que era el claqué, uno de los bailes en que Billy demuestra su virtuosismo. “Solo un niño tenía una ligera noción de claqué y entre los 400 adultos ni el 15% tenía un nivel de alto, comenta Serrano. “Por esto se creó la escuela, donde también han aprendido a cantar. Una formación que les servirá para el futuro”.

El canto ha sido la parte más compleja de Billy Elliot

El canto es una de las asignaturas más difíciles en esta escuela para jóvenes talentos. La traducción y la actuación de las canciones ha sido la parte más compleja en el montaje de la obra. Una tarea a la que se han dedicado durante casi ocho meses el director y su hermano Alejandro, músico de profesión. “El inglés es un idioma con muchos monosílabos pero en nuestra lengua apenas tenemos. Con pocas letras en inglés se puede expresar una frase completa, en español necesitas el doble de palabras”. El gran trabajo de los hermanos Serrano ha sido respetar tanto el significado de cada canción como el número de sílabas. “Un reto, pero lo hemos conseguido. Las canciones suenan como si fueran escritas en castellano”.

Además de con los protagonistas, David Serrano ha trabajado con el resto del reparto infantil, otros 60 niños y niñas que se reparten entre los papeles de Michael, el amigo de Billy, y sus compañeras de clase de ballet. “Ha sido como un maratón. Los niños no pueden trabajar más de cinco horas y no pueden hacer más de dos funciones a la semana. Imagina cómo ha sido hacer el reparto. Además, las coreografías tienen mil posiciones y son muy complicadas. Toni Espinosa (coreógrafo) ha hecho un trabajo espectacular”.

Cinco años después del estreno de la película el director Daldry y el guionista Lee Hall volvieron a reunirse para escribir el musical. Al grupo se sumó Elton John, que compuso la música. “El resultado fue más brillante. La versión que se estrena en Madrid no tiene nada que envidiar a las grandes producciones de Londres”, dice Serrano.

Desde el primer momento, el director de Días de fútbol fue consciente de la que se le venía encima, pero se lanzó a la aventura sin pensarlo dos veces. “Billy Elliot es el mejor musical de los últimos 30 años. Daldry lo adaptó al teatro y mejoró la película. Está todo más redondo y desarrollado, es más emotivo. Además, es la primera vez en mi carrera en la que toda la gente, tanto técnicos como artistas, a los que hemos llamado nos han dicho que sí a la primera para participar en el proyecto”, concluye.

logo
Seis “Billy Elliot” se estrenan en Madrid