Un grupo de soldados, conquistadores españoles del siglo XVI, se adentra en una selva de Centroamérica en busca de una ciudad de la que hablan las leyendas que está construida en oro. Un oro que les volverá ricos y respetados de regreso a España.

Agustín Díaz Yanes, para dirigir esta pincelada de Historia, se apoya en un guion de Arturo Pérez-Reverte que nos traslada a un rincón de nuestro pasado en el que los españoles cruzaban el planeta hacia lo desconocido en busca de honor y riqueza en el nuevo mundo. Son un grupo de soldados cargados de avaricia, sueños y lealtades repartidas entre las personalidades de los personajes interpretados por Óscar Jaenada, Raúl Arévalo y José Coronado.

“Un casting muy ajustado, muy bueno para todos los personajes. Estoy muy contento, porque en las películas, los directores, parece que dominemos todo, pero al final las películas las cuentan los actores y estos han estado maravillosos. Han hecho un trabajo; a mi gusto, extraordinario”, explica a El Independiente el director.

Con este material de primera calidad Agustín Díaz Yanes se ha metido en lo que habitualmente en España es un jardín: la Historia. Y estrena en un momento en el que las sensibilidades históricas están a flor de piel. “Todo el rato, todo el rato me han preguntado cosas de Cataluña, pero no tiene nada que ver, esto estaba en proceso mucho antes, pero entiendo que cuando pasa algo como lo de Cataluña se buscan relaciones por todas partes”, cuenta el director.

Pero, superados los prejuicios, las ideas preconcebidas, superado el jardín, está Oro, cine histórico español sin complejos. “Las series, la literatura y el cine son territorios que tienen que ser libres: tienes que hacer las cosas libremente. Tienes que meter la pata y tienes que sacar la pata”, explica el realizador. Ese territorio de libertad es la base para que ahora “estemos viviendo, o estemos empezando a vivir, una época buena para hacer cosas históricas; novelas, series y cine se están haciendo de manera desacomplejada”.

Poco a poco se seguirá haciendo más cine histórico basado en historias que ocurren en España

El director, que estudió Historia en la Universidad Complutense antes de dedicarse al cine, asegura que es más fácil colocar una serie histórica en televisión que en el cine, porque «las películas históricas son un poquito más caras, bueno un muchito más caras. Y los presupuestos en el cine marcan mucho”.

Díaz Yanes cree que esto no ha hecho más que empezar, “poco a poco seguirá haciendo más cine histórico basado en historias que ocurren en España. Se convertirán en un género y todos los años habrá un par de películas”.

En ese futuro de la industria, en cualquier género, el director ve un papel protagonista para las series de televisión. “Hemos tardado un poco, pero en España se están empezando a hacer series muy buenas e interesantes y esto va a ir para arriba. Va a ser muy bueno para la industria, va a dar mucho trabajo y se van hacer cosas muy buenas”.

De momento nadie le ha tentado con una serie. Se lo pensaría. “Si veo que es una serie que puedo manejar, lo estudiaría”.