Johnny Depp, Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Michelle Pfeiffer, Daisy Ridley o Josh Gad. Estos son algunos de los nombres que conforman el impresionante reparto que protagoniza Asesinato en el Orient Express, la nueva versión del clásico de Agatha Christie que llega a los cines el próximo el viernes 24 de noviembre. Kenneth Branagh dirige este lujoso y cuidado remake en el que, además, se reserva el papel protagonista, el carismático e infalible detective Hercule Poirot. Él es el maquinista del relato en este viaje cargado de suspense y aroma a cine clásico.

“Queríamos que el público viviera la experiencia y por eso rodé con película. Eso supone que se ve más nítido, más rico, más vistoso y da la sensación de estar dentro”, afirma el propio Branagh en este clip en primicia para Europa Press en el que revela que uno de sus grandes retos era poder recrear ese “mundo lleno de lujo y detalles” que se vivía en la primera clase de aquel ya legendario Expreso de Oriente.

Y, a juzgar por las entusiastas declaraciones de su reparto, Branagh ha conseguido su objetivo no solo en el resultado final en pantalla, sino también durante el rodaje. “Es un subidón de adrenalina”, sentencia Penélope Cruz, una de las protagonistas del filme. “Es totalmente convincente. El tren se mueve… y tú ves el paisaje pasar”, apunta la veterana y oscarizada Judi Dench. “El vestuario es también extraordinario y muy auténtico. Es precioso”, apostilla Michelle Pfeiffer.

“Todo es auténtico, todo parece real. Si hay una película que merezca la pena ver en pantalla grande y en una sala llena de gente es Asesinato en el Orient Express“, dice Josh Gad. Publicada en 1934, la novela de Agatha Christie, Asesinato en el Orient Express, es considerada uno de los grandes clásicos del género de suspense. Más de 80 años después de su publicación, la novela de Christie sigue siendo muy apreciada entre las nuevas generaciones de lectores.

Tras el impactante asesinato de un rico hombre de negocios en el lujoso tren europeo que se dirige hacia el oeste en pleno invierno, el detective privado Poirot debe usar todas las herramientas a su alcance para descubrir cuál de los eclécticos pasajeros del tren es el asesino antes de que ataque de nuevo.