Cómo eran los programas educativos en torno al Guernica, cuánto cobraban los trabajadores del museo en 1873, cuándo entraron las Las gigantillas de Goya en la colección o cuándo se radiografiaron por primera vez los cuadros de Diego Velázquez. El Museo Nacional del Prado hace memoria y lo hace con un gigantesco archivo con cerca de 12.000 documentos repletos de detalles de la gestión del museo en los últimos 200 años. El archivo creado por Telefónica para la pinacoteca está accesible en archivo.museodelprado.es.

Folleto educativo sobre Guernica.

Folleto educativo sobre Guernica.

“Este archivo es la memoria del Museo, es la información que da las pautas del devenir de su historia”, asegura María Luisa Cuenca, del área de Biblioteca, Documentación y Archivo del Museo del Prado, durante la presentación del archivo digital. En la web se pueden encontrar desde documentos de 1814 cuyo contenido se centra en la elaboración del proyecto de un nuevo museo, que en 1819 se convertiría en el Prado; documentación generada por el Museo de la Trinidad que da cuenta de su actividad desde 1839 hasta su fusión con el Prado en 1872, y epistolarios, documentación personal y profesional de figuras relevantes de la cultura como la familia Madrazo o Valentín Cardera.

Javier Pantoja, del área de Desarrollo Digital del Museo ha destacado que este es un primer paso del archivo y que el siguiente será que cada obra del museo cuente con toda la documentación relativa a ella, si fue donada, cómo fue adquirida o qué veces ha sido prestada. “Porque la obre es central para la pinacoteca”, ha asegurado.

Miguel Falomir, director de la pinacoteca ha destacado que este archivo es un compromiso con la educación y con la transparencia. “El público podrá ver lo que ha sido el día a día de esta institución, con sus buenos y malos momentos y con las compras, mejor o peor resueltas”, ha señalado Falomir.