Villancicos, muerte y risas. Con esta fórmula Gremlins se ha convertido en una de las películas más taquilleras del… verano de 1984. El atasco de estrenos durante las fiestas no es una novedad. A pesar de estar ambientada en Navidad, los productores de Gremlins (entre ellos un joven Steven Spielberg) se dieron cuenta de que era mejor buscar fechas menos concurridas para ganarse al público.

Más de 30 años después, Gremlins ha conseguido hacerse un hueco en las pantallas navideñas. El 29 de diciembre la película se volverá a estrenar en los cines de cincuenta ciudades españolas, desde Sevilla a Igualada. Será un evento excepcional, un regalo de Navidad para los fans de esta mítica película ochentera que podrán verla tanto en versión original como doblada al español.



Vídeo: G. M. Piantadosi

“Es una película que ha envejecido muy bien, se ha convertido en un clásico de Navidad a pesar de ser una película de humor negro”, cuenta a El Independiente Diego Matos, autor del libro de Gremlins, publicado por la editorial Back to the Culture, sello editorial especializado en clásicos de los años años 80.

Los protagonistas de Gremlins son los Mogwai: seres peludos, parecidos a los peluches, que albergan dentro de sí la posibilidad de convertirse en criaturas malévolas y, cómo no, asesinas.

¿Cuál es el origen del los gremlins?

Los gremlins forman parte de la mitología moderna. Su origen se remonta a los años 40, durante la Segunda Guerra Mundial. Para los pilotos, los gremlins eran responsables de los fallos que provocaban la caída de los aviones. El escritor para niños Roal Dahl, ex piloto de la Royal Air Force británica, escribió un cuento sobre el tema que fue publicado por Walt Disney en 1943.

La mezcla de tópicos para adolescentes y elementos del cine de terror tuvo mucho éxito a principio de los años ochenta. Recuerda Matos que, además de Gremlins, en 1984 se estrenaron Los Cazafantasmas, Pesadilla en Elm Street, Indiana Jones y el Templo Maldito. “Películas que comparten un toque de ironía y terror”.

Desde su estreno en 1984, ‘Gremlins’ se ha convertido en una película de culto

El 1990 el director de la película Joe Dante intentó revivir el espíritu de los gremlins con una secuela que no gustó ni a la crítica ni al público. Los gremlins desaparecieron entonces del horizonte de los mainstream para ser venerados en el mundo de underground. Empezaba así un filón cultural que todavía no se ha acabado y que sigue fascinando los niños de ayer y a los adultos de hoy con cómics, camisetas y libros.

El mismo Matos cuenta que cuando era niño pidió a sus padres un peluche de Gizmo, el mogwai protagonista de la ficción. “Además, ahora tengo una estatuilla de Stripe, el malo de la película”. Él, como todos los los fans de esta franquicia, esperan que llegue a la pantalla Gremlins 3. El director Chris Columbus lleva años trabajando en la producción y asegura que será “mucho más oscura de todo lo visto hasta hoy”. Sin embargo, todavía no hay fecha de estreno. De momento habrá que conformarse con el re-estreno de la original.