En un momento en el que triunfan los futuros distópicos de Black Mirror y la secuela de Blade Runner parece lógico que Philip K. Dick (1928-1982) tuviera su propia serie basada en su visión del futuro. El maestro de la ciencia ficción, autor de ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? – novela de la que sale Blade Runner– contará desde el viernes 12 en Amazon Prime con una serie a medida de su talento: Philip K Dick’s Electric Dreams. De su obra ya nació la serie El hombre del Castillo, inspirada en la ucronía homónima en la que los nazis ganan la Segunda Guerra Mundial y controlan el mundo junto con los japoneses, pero esta nueva serie se basa en sus numerosas narraciones cortas.

La ciencia ficción no sería lo que es hoy sin Philip K. Dick. El estadounidense vivió la mayor parte de su vida en California. Fue un creador precoz, empezó a escribir profesionalmente con 24 años y su legado es una obra de 36 novelas y cinco colecciones de relatos escritos a lo largo de su vida.

De estos relatos de ciencia ficción nace la serie Philip K Dick’s Electric Dreams. Una temporada de diez capítulos basada en los relatos del escritor y en la que cada uno cuenta una historia diferente, con actores distintos y en mundos nacidos de la imaginación de Dick. Geraldine Chaplin, Steve Busceni o Bryan Cranston, entre otros, protagonizan algunos de los episodios.

Robots que ayudan a ancianos, sociedades del futuro, mundos paralelos, implantes quirúrgicos de tecnología en humanos, planetas lejanos habitados y una humanidad que ya no habita la Tierra desaparecida tienen espacio en las historias que brotan del imaginario de Philip K. Dick que son una gran fuente de alimentación de la ciencia ficción actual.  Una muestra de lo extensa que es su obra es la reciente publicación, por primera vez en castellano, de Nick y el Glimmung (Minotauro), única novela juvenil de Philip K. Dick, de 1966.