Proyecto de la Cibeles y escudo del Real Madrid

Proyecto de la Cibeles y escudo del Real Madrid EI

Tendencias

La Cibeles antes de las victorias del Real Madrid

El nombre suena familiar: no hay ciudad de tamaño mediano en España que no tenga una calle llamada Ventura Rodríguez. El misterio detrás de tanta popularidad es fácil de explicar: Ventura Rodríguez fue el arquitecto más importante, influyente y poderoso del siglo XVIII. Su herencia sigue marcando la manera con que se conoce a España hoy en el mundo. Desde la Capilla del Pilar de Zaragoza hasta la Catedral de Pamplona, su estilo entre el barroco y el neoclasicismo, puso de nuevo a España en el mapa de las grandes capitales europeas del arte. Suya es la Real Casa de Correos en Madrid, cuyas campanadas cada nochevieja anuncian el nuevo año.



Vídeo: G. M. Piantadosi

Pero los más agradecidos con Ventura Rodríguez deberían ser los aficionados del Real Madrid y del Atlético. Suyas son las fuentes de Cibeles y de Neptuno, que se han convertido en el escenario de los triunfos de ambos equipos de la capital. El arquitecto proyectó las dos fuentes, más una tercera menos conocida de Apolo, en 1777. Eran los tres puntos de referencia de la remodelación del Paseo del Prado, que Ventura Rodríguez imaginó con la forma de un circo romano. Un trazado que es todavía reconocible a pesar de las transformaciones del eje viario. Cada estatua tenía un significado, que explicamos en este vídeo.

La fortuna de un influyente

Listo, ambicioso y atrevido, se convirtió en el arquitecto más influyente de su tiempo, sumando cargos, poder y amistades en la Corte. Primero con Fernando VI, que le encargó la construcción de la Capilla del Palacio Real. La relación con Carlos III tuvo muchos altibajos, pero el monarca acabó nombrándole supervisor del Consejo de Castilla. Un puesto que le permitió revisar todos las obras que necesitaban de autorización real para ser ejecutados. Su estilo se expandió así del norte al sur de la península.

Su primer proyecto de éxito fue en Roma, ciudad que nunca visitó

A estos títulos hay que sumar el de maestro mayor del Ayuntamiento de Madrid y director de los estudios de arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, institución que ahora le recuerda con la exposición Ventura Rodríguez, arquitecto de la Ilustración por el tercer centenario de su nacimiento. Una exposición que recorre toda la vida de Ventura Rodríguez con más de 150 piezas originales: desde su formación como artista hasta la estrecha relación con el infante don Luis de Borbón y el círculo de intelectuales y artistas que le rodeaba.

La fortuna de Ventura Rodríguez empezó en Roma, cuando todavía no había levantado un muro en toda su vida, y sin haber pisado nunca suelo italiano. En 1748 la Academia de San Lucas en Roma – el lobby artístico más importante de la época – recibió su proyecto para una catedral. Los planos del arquitecto español entusiasmaron tanto a los académicos romanos que le aceptaron como miembro de pleno derecho. Tenía apenas 30 años. La iglesia en cuestión, síntesis del estilo barroco y neoclásico, nunca llegó a construirse. Sin embargo la Real Academia de San Fernando de Madrid ha encargado una reconstrucción en 3D para homenajear a su ilustre arquitecto.

Comentar ()