El ex jugador del Real Madrid y de la Selección Española, Álvaro Arbeloa, ha comenzado por fin su carrera en los banquillos. Unos meses después de anunciar su retirada de los terrenos de juego, al final de la pasada temporada, inicia ahora su carrera como entrenador de un equipo muy particular: el Mambo FC.

No lo busquen en las categorías inferiores de la liga española, ni tampoco es un exótico club de la liga china, de esos que atraen rutilantes nombres con la fuerza de los ceros. El Mambo FC está formado por youtubers, a los que Arbeloa tendrá que guiar en un camino conocido para él, pero inexplorado para ellos.

Los resultados los podremos ver en una webserie que ya está en rodaje, en la que youtubers muy conocidos como Viruzz, Delantero09 o Cacho01 demostrarán que además de hacer vídeos saben manejarse en el centro del campo o en el remate a portería.

«Estoy ilusionado, la verdad. Si me hubieran dicho hace meses, cuando me propusieron el proyecto, que iba a estar aquí a estas alturas, no me lo hubiera creído», cuenta el propio Arbeloa a El Independiente.

Todo comenzó con una proposición de su hermano, al que «no le pude decir que no, porque es mi hermano», dice el ex lateral derecho de la selección. Poco a poco fue conociendo a sus nuevos jugadores y le fueron enganchando. «Cuando les conocí y vi quiénes eran me pareció un proyecto pionero», cuenta.

La plantilla la forman, entre otros, Viruzz, Delantero09, Cacho01 o Dario Eme Hache. Entre todos ellos suman 1,35 millones de seguidores en Twitter y más de siete millones de suscriptores en YouTube, sólo ellos cuatro.

Arbeloa, en cualquier caso, reconoce que no estaba muy familiarizado con el trabajo de estos fenómenos de masas. «No les conocía mucho, si acaso de ver alguna cosa en Twitter», dice. «Pero cuando me dijeron quiénes eran empecé a investigar y a ver sus vídeos en YouTube. Tienen un talento increíble y se han ganado el seguimiento y los suscriptores que tienen con su trabajo. Se nota que se lo han ganado», explica.

La webserie, que no tardará en estrenarse, ya está en marcha. «Ya hemos rodado un par de episodios, que me han servido para una cosa: ver que tengo mucho trabajo», relata el otrora dueño de la banda derecha del Santiago Bernabéu. «Mucho trabajo», recalca.

«Cada uno tiene sus características y creo que pueden hacerlo bien. Algunos de ellos han sido incluso han sido jugadores de fútbol o balonmano, así que están bien físicamente», dice de sus jugadores. Habrá que verlo.