La actriz, directora y guionista de cine Leticia Dolera ha dedicado su primera incursión en el mundo de la literatura al empoderamiento de la mujer. Su novela «Morder la manzana» es su reivindicación feminista y, a la vez, su declaración de guerra. «Si pecar es acercarse al conocimiento, pequemos todas en masa», ha recomendado la actriz en una rueda de prensa en la que ha presentado su novela, editada por Planeta, que, a pesar de que sale hoy a la venta, ya tiene en marcha una reedición, ha explicado su editora Ángeles Aguilera, ante la espectación generada.

El comentario de la actriz venía al caso por el título del libro, dedicado a la mujer que, según la Biblia, causó la expulsión del género humano del paraíso al morder la manzana de la sabiduría, y como proclamación de escepticismo acerca de que ni ella ni nadie, «saliera de la costilla de nadie». «Pues si todas somos Eva -apunta Dolera-, os animo a morder todas las manzanas del conocimiento que se nos pongan por delante, a abrir todas las cajas de Pandora (…) y a acabar de una vez por todas con el imaginario que nos convierte en algo que atrae y a la vez da miedo, un misterio irreal».

Estructurada en 46 capítulos, que la escritora dedica a cuestiones como la sororidad y los micromachismos, a explicar conceptos como el patriarcado o las tres olas feministas, Morder la manzana, subtitulada «La revolución será feminista o no será», también incluye anécdotas personales y de amigas muy próximas.

Compromiso de aportar mi grano de arena a un movimiento social y cultural que es el feminismo»

Este libro, ha dicho, «nace de la necesidad y del compromiso de aportar mi grano de arena a un movimiento social y cultural que es el feminismo, que creo que es muy necesario, y de manera urgente. Y como yo tenía un altavoz mediático, me parecía interesante usarlo para contar cómo el feminismo me ha cambiado mi propia forma de ver el mundo».

Asegura que comenzó a prepararlo «mucho antes» de que surgiera el movimiento #MeToo en EEUU y las denuncias de abusos contra Harvey Weinstein, aunque se alegra mucho de que pasara. «Tenemos que romper la cultura del silencio y del acoso», ha señalado, para afirmar que en el cine español no hay «ni de lejos» equivalentes al productor americano, que era «una mafioso».

De la experiencia de escribir el libro, Dolera destaca que «se ha liberado de culpa» y que se siente identificada con el «feminismo radical de los años 70» porque «la raíz del patriarcado está en la cultura, la educación y la sexualidad», que así seguirá mientras el debate no sea compartido por todos. Explica Dolera que su intención era contar esa historia de lucha y también acercar la teoría feminista partiendo de historias personales, «yendo de las cosas que nos han pasado a mí y a mis amigas, de lo personal, al análisis político».

Teorías accesibles que alcanzan a la mismísima Simone de Beauvoir»

Lo cierto es que Dolera construye una historia divertida, cercana, sin miedo a las palabras, sembrada de datos, información contrastada y teorías accesibles que alcanzan a la mismísima Simone de Beauvoir, cuya filosofía resume en tres páginas. «Quería acercar la historia del feminismo a un público más ‘mainstream’, porque me parece bastante alucinante que la historia de las mujeres no se estudie en los institutos, está silenciada, igual que la de los aliados feministas, los hombres que las han ayudado en el camino», ha resumido.

Gracias a este nuevo punto de vista, Dolera ha dado otra interpretación a «cosas que le habían pasado» y que pensaba que «solo le habían pasado» a ella. «Estar en una reunión y no te escuchen, que te dé miedo volver a casa porque eres una exagerada, o que has vivido situaciones de acoso por mala suerte», enumera. Hasta que te das cuenta, añade, de que «todo eso no son casualidades, sino experiencias fruto de un sistema».

«Un sistema de géneros que se llama patriarcado que genera desigualdad y violencia y que hay que cambiar entre todas las personas, hombre y mujeres, que creemos en un mundo más justo y sin desigualdades por cuestión de sexo», ha resumido.