Las editoriales reciben muchos manuscritos de todo tipo que esperan su turno para ser leídos y valorados. Muchos autores, especialmente los nuevos, desconocen algunas claves básicas que le pueden ayudar a enviar su libro a una editorial. Hemos recopilado seis consejos de la mano de Mireia Sainz, coordinadora del sello de Caligrama de autoedición de Penguin Random House, para tener en cuenta a la hora de enviar un libro a una editorial, incluso antes de ponerte a escribir.

  1.  Paciencia. Es la madre de la Ciencia pero, al parecer, también de las letras. “Los autores que conocen bien el circuito no se extrañan de que tarden mucho tiempo en devolverles una respuesta, las editoriales reciben muchos manuscritos, más de 1000 manuscritos”.
  2.  Carta de presentación. “Los autores no se fijan en cosas tan básicas como poner una carta de presentación”. Este es un ejercicio muy simple, pero muy importante de cara a la recepción de un texto en una editorial. Una carta que según Sainz debe responder a algunas cuestiones importantes para un editor para que valores si le interesa publicar el libro. “Pero que no se enrollen como una persianas que vayan al grano”.
  3. Originalidad. “Una editorial no es una ONG, por lo tanto el libro tiene que tener algo vendible, tiene que ser original. En cuanto a forma y contenido el libro debe tener algo novedoso no ser ‘igual que’ o un ‘spin off de’ una novela ya existente.
  4. Que responda al mercado. En ocasiones las modas demanda cierto tipo de novelas, por ejemplo lleva un tiempo de moda el domestic noir. “Si escribes un domestic noir en un momento en el que se demanda tendrás más posibilidades de publicar”.
  5.  Fíjate en el sello. “El autor tiene que hacer un poco de investigación previo para verificar dónde está enviando su manuscrito”. Por ejemplo, no enviar a Penguin Random House un manuscrito sin especificar aquel sello en el que podría encajar mejor la historia, por el tipo de libros que tradicionalmente lanza al mercado.  “Los autores no se dan cuenta de la gran competencia que tienen. Para poder ser descubiertos no solo tienen la competencia de los autores que ya han publicado, también tienen la competencia de autores autores nuevos y de los autores internacionales que están intentado traer ediciones de libros que ya han triunfado en sus países”, explica la editora. Quien insiste en la idea de que “la carta de presentación tiene que ser lo más atractiva posible para contar su historia, por qué su obra es una maravilla pero de forma objetiva. Los editores tienen muy poco tiempo para decidir”.
  6.  No hundirse y ser persistentes. Si su texto es rechazado tienen que tener en cuenta que muchos autores celebrados, laureados y superventas fueron rechazados varias veces. «Tienen que seguir intentándolo, los editores también se equivocan».