La Academia Sueca ha anunciado este viernes que no entregará el Premio Nobel de Literatura este año, tras la polémica surgida con las denuncias por acoso sexual de Jean Claude Arnault, marido de una de las integrantes de la entidad, que ha llevado a una serie de miembros de la junta abandonar la institución.

La Academia Sueca ha decidido posponer el Premio Nobel de Literatura 2018, con la intención de otorgarlo en 2019. “Durante las últimas semanas, hemos mantenido un diálogo continuo con la Academia Sueca, y apoyamos la decisión del jueves”, han señalado desde la Academia en un comunicado.

“El Premio Nobel se otorga cada año, pero las decisiones sobre los Premios Nobel se han pospuesto en varias ocasiones durante la historia de los premios. Una de las circunstancias que puede justificar una excepción es cuando surge una situación en una institución que otorga premios que es tan grave que la decisión del premio no se percibirá como creíble”, continúa el comunicado.

Pese a su justificación esta decisión es una situación anómala, puesto que no es habitual que se cancele o posponga la concesión de premios Nobel. La última vez que no se otorgó el premio de Literatura fue en 1943, en el momento álgido de la Segunda Guerra Mundial.

Crisis institucional

La situación por causa del escándalo de abusos sexuales que tiene como epicentro a Jean Claude Arnault, marido de una de las integrantes de la comisión del Nobel. La polémica se ha saldado con la dimisión de cinco de los 18 académicos, entre ellos la esposa de Arnault, Katarina Frostenson, Peter Englund y la secretaria permanente, Sara Danius.  La Academia cortó en noviembre toda relación con Arnault, a quien ayudó financieramente a dirigir un club cultural en Estocolmo, después de que se presentaran una serie de acusaciones en su contra por presunto acoso sexual.

“La crisis en la Academia Sueca ha afectado negativamente el Premio Nobel. Su decisión subraya la gravedad de la situación y ayudará a salvaguardar la reputación a largo plazo del Premio Nobel”, señalan desde la Academia en el comunicado en que aseguran que esta decisión no afecta a otros premios de otras categorías de los Nobel.

De cara al futuro la Fundación Nobel supone que “la Academia sueca pondrá todos sus esfuerzos en la tarea de restablecer su credibilidad como institución premiada y que la Academia informará las acciones concretas que se emprendan. También suponemos que todos los miembros de la Academia se dan cuenta de que tanto sus extensos esfuerzos de reforma como su futura estructura organizativa deben caracterizarse por una mayor apertura hacia el mundo exterior”, concluye.