Vieiras de La Lonja del Mar.

Vieiras de La Lonja del Mar. La Lonja del Mar

logo
Madrid ya tiene lonja frente al Palacio Real

Tendencias

Madrid ya tiene lonja frente al Palacio Real

Se trata del único restaurante ubicado en una primera planta de un edifico protegido, en pleno centro de Madrid, con vistas directas al emblemático Palacio donde vivía la monarquía española.

Fue idea de Juan Bautista Sachetti en el siglo XVIII, uno de los arquitectos del Palacio Real: ¿Por qué no construir una plaza con zona ajardinada para darle más belleza y empaque al Palacio donde viven sus majestades? Una gran idea que se bautizó con el nombre de Plaza de Oriente y que, tres siglos después, acoge la primera “lonja” de la capital. No puede estar más bien ubicada, en pleno centro de Madrid, en el Madrid de los Austrias.

Nos referimos a La Lonja del Mar, un restaurante especializado en productos procedentes del mar para que puedas degustarlos en todas sus versiones. Su carta también trae nuevas incorporaciones con sabor a mar como la Vieira braseada con crema de calabaza y queso azul, la Lasaña de centolla, piparras y huevas de arenque, Rape con salsa de oricios, piña y ajetes tiernos o el Esturión siberiano con crema de limón, pak choi y frambuesa.

Ubicado en un edificio con historia

El edificio donde se encuentra La Lonja del Mar tiene además mucha historia porque albergó durante unos años los fondos de Patrimonio Nacional, lo que le aporta al restaurante un valor todavía más simbólico y especial. Con una decoración exquisita, las redes, olas, conchas y caracolas que cuelgan de sus techos junto con los amplios ventanales que dan al Palacio Real hacen que La Lonja sea un restaurante ideal para disfrutar de una verdadera experiencia gastronómica.

El restaurante La Lonja del Mar se ha renovado a los nuevos tiempos manteniendo su misma esencia pero en dos espacios gastronómicos: un elegante restaurante con vistas al Palacio Real, y una taberna castiza ubicada en la misma Plaza de Oriente, cuya especialidad son los arroces, hecho con caldos donde han hervido las cabezas y las espinas de los pescados de calidad, lo que le aporta mucho sabor al arroz.

Pasión por el mar con mucha elegancia

La Lonja nace de la ilusión y el amor por la cocina y el mar”, asegura Carlos Gutiérrez, director, que junto a Fernando Negri, chef ejecutivo, quieren que “los comensales disfruten de la verdadera esencia del mar a través de una materia prima de calidad cocinada con mucha pasión”.

No sólo comerás bien sino que el restaurante está ubicado en una de las zonas más privilegiadas de Madrid, donde puedes comer con unas vistas exclusivas, desde su primera planta, al Palacio Real.

En su carta no faltan los aperitivos así como los mariscos y los pescados frescos pero no se olvidan de los platos de carne como el Solomillo con salsa de foie, parmentier trufada y seta de temporada, las Chuletillas de lechazo a la brasa con patatas Puente, Rabo de todo desmigado en su jugo con crema de tupinambo o su clásico Steak Tartar.

La parte dulce es toda casera, hecha con mucho mimo, en la que sorprenden la tarta Kinder de La Lonja, para los amantes del chocolate, así como los postres hechos en la Réchaud, como las crepes Suzette o las fresas gratinadas. Todo un espectáculo en directo.

La Lonja nace de la ilusión y el amor por la cocina y el mar”

La Lonja también cuenta con una espectacular barra donde poder picar y degustar sus creativas tapas y así como productos frescos del mar mientras disfrutas de un buen vino, cuentan con más de 200 referencias, o una cerveza de autor. Su vermú casero es uno de los más aclamados de Madrid, en el que se maceran más de 30 especias y hace que la barra de La Lonja se convierta en una parada obligatoria en la capital.

Además de la barra, La Lonja cuenta con una terraza, tanto de verano como de invierno, ubicada en la emblemática Plaza de Oriente, una de las más bellas de Europa, y con vistas al Palacio Real y la Catedral de La Almudena. La Lonja del Mar ha sido reconocida con el certificado de excelencia de Trip Advisor 2017 y una mención de la Guía Michelin 2018.

La Lonja del Mar también es una taberna castiza

Junto al restaurante se encuentra la taberna de La Lonja donde pasar un buen rato y disfrutar de los mejores arroces marineros y las mejores tapas. Un espacio divertido y desenfadado, con amplias cristaleras que dejan pasar la luz natural, decorado en tonos azules y blancos, en homenaje a la mar, con tradicionales cerámicas que engalanan las paredes, sillas de madera, y mesas de mármol, típicas de las antiguas tabernas madrileñas.

Como en toda buena taberna madrileña que se precie, cuenta con una tradicional barra en la que poder cañear de forma relajada antes de darse un paseo por el Madrid de los Austrias.

Comentar ()