“Que los de cuatro patas se porten bien. Y los de dos también”, aseguraba Joseba Asirón, alcalde de Pamplona, al micrófono de Televisión Española minutos antes del comienzo del primer encierro de San Fermín. El balance no fue grave después: sólo un herido por asta de toro y varios contusionados.

Aunque inicialmente desde el dispositivo asistencial se había apuntado que un segundo corredor había resultado también corneado, posteriormente se ha confirmado que se trataba de una herida penetrante en la cabeza, según han explicado a Efe fuentes de Cruz Roja.

Dos minutos, 37 segundos duró el primer encierro de los astados salmantinos que abrirán la Feria del Toro. Dos toros del Puerto de San Lorenzo se descolgaron rápidamente al inicio del recorrido, en la Cuesta de Santo Domingo.

Los dos toros se descolgaron al resbalarse dado que había caído una tormenta en Pamplona una hora antes del encierro.

La manada se desperdigó a medida que avanzaba por Estafeta hasta llegar finalmente -completados los 800 metros- a los corrales de la plaza de Pamplona, con la tradicional concurrencia de público del 7 de julio, el día de la festividad de San Fermín.

Paco Ureña, Román y José Garrido serán los diestros que lidiarán esta tarde los ejemplares del Puerto de San Lorenzo en la plaza de Pamplona.