Ni sueldo, ni alojamiento, ni transporte. La Academia de Cine, a través del centro de formación ISEMCO, quiere asegurar el buen funcionamiento de la 33ª edición de los Goya, que se celebrará en Sevilla el 2 de febrero, con un batallón de becarios sin remunerar bajo el pseudónimo de «auxiliares de organización en prácticas».

La polémica saltó este jueves cuando diferentes medios de comunicación se hicieron eco de las quejas de los estudiantes a los que va dirigida la oferta, enfocada a alumnos de los últimos cursos de estudios relacionados con la Comunicación, Eventos o Protocolo. La oferta prevé incluso un proceso de selección en el que se valoraría el «exquisito trato al público», la experiencia previa o las facultades de «trabajo en equipo». Todo ello por cero euros, teniendo además que asistir a sesiones formativas y a visitas «de prospección».

Se trataría, además, de un trabajo a jornada completa durante el día de la gala pero que requeriría la presencia también el día 1, aunque «es posible que algunas funciones requieran incorporación previa». Y la lista de responsabilidades no es breve: recepcionar la llegada de nominados, artistas y autoridades en la estación de AVE de Santa Justa, apoyar en la logística de los distintos hoteles que acojan a invitados de la gala, gestionar los accesos por categorías, asistir al área de prensa y medios, asistir a VIPs, acomodación, guardarropas, producción…

La Academia de Cine asegura que la oferta es de ISEMCO y no propia, pero puntualiza igualmente que los puestos no se remunerarán, con la excusa de que «la realización de estas prácticas se limita a observación y acompañamiento de profesionales en sus posibles y distintas líneas de trabajo».