Polémico gesto del papa Francisco durante su visita al Santuario de Loreto, en el centro de Italia. Ante una larga cola de feligreses, el pontífice rechazó en reiteradas ocasiones los intentos de los fieles de besar el Anillo del Pescador que luce en su mano.

Lo que al principio comienza siendo un gesto suave y disimulado se va tornando en un movimiento abrupto e incómodo, como se puede apreciar en el vídeo difundido por el corresponsal en Roma de la emisora católica EWTN, Edward Pentin.

No es la primera vez que Francisco realiza un movimiento parecido cuando los fieles se acercan a saludarle. Uno de los momentos más sonados fue su aversión a que el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski le besase el anillo, rechazándole hasta en tres ocasiones.

A juicio de muchos, la negativa del papa no es más que una muestra más de humildad y un ejemplo de sus intentos de acabar con los comportamientos jerárquicos en la Iglesia. De hecho suele rechazar los gestos de sumisión, y desde protocolo se suele avisar a los fieles que no se inclinen ante él y, mucho menos, se agachen a besarle la mano.

Francisco es el primer pontífice de la historia que se negó a llevar un anillo de oro por su convicción de permanecer alejado de la ostentación. En su lugar pidió que la pieza fuese sencilla y fácil de llevar.

Sin embargo hay otros que no han encajado bien las ‘cobras’ del papa y, desde redes sociales, muchos han considerado los bruscos movimientos del pontífice como una falta de respeto a su cargo y a los fieles.