Tendencias

La ‘sorpresa’ de Hacienda a las parejas de Asturias

La Agencia Tributaria puede pedir años después las cuentas de la boda con el objetivo de inspeccionar a los proveedores.

logo
La ‘sorpresa’ de Hacienda a las parejas de Asturias
Ramo de flores.

Ramo de flores.

Resumen:

Hasta cuatro años después de la boda, cuando la resaca del enlace se recuerda gracias al álbum de fotos, la Agencia Tributaria puede dar una sorpresa a los novios para pedir las facturas de la celebración: el número de comensales, el vestido o las flores.

Después de varios ejercicios fiscales, Hacienda puede solicitar sin previo aviso a las parejas esta información con el objetivo de inspeccionar a los proveedores, según informa El Comercio. La Agencia Tributaria quiere saber si las empresas que se encargan de diferentes facetas en las estas celebraciones cumplen con su trabajo.

Para tener todo en regla es necesario haber guardado en su día las facturas de los gastos de la boda. Aunque en un principio los regalos de los invitados a los novios no deberían ser un problema, todos deberían haber tributado por ellos, según la normativa de cada región en lo referido al impuesto de donaciones.

Sin embargo, las bodas que llaman más la atención de la Agencia Tributaria son aquellas que reparan menos en gastos o aquellos regalos que equivalen a altas cantidades.