Kit Harington, el actor británico que interpretó a Jon Snow en «Game of Thrones», entró en una clínica de rehabilitación poco antes de que se emitiera el final de la serie de HBO para tratarse unos «problemas personales», informaron este martes medios estadounidenses.

«Kit ha decidido utilizar este descanso en su agenda como una oportunidad para pasar un tiempo en un centro de bienestar para trabajar en algunos problemas personales», dijo un portavoz del intérprete en un comunicado.