Lo más probable es que todos los niños del siglo XX hayan crecido cantando alguna de las canciones de Pepa Flores. Actriz, cantante, bailarina -y lo que hiciera falta- es mejor conocida como Marisol. A pesar de que Pepa Flores se alejó de los focos hace casi cuatro décadas, la Academia de Cine ha decidido reconocerle su trabajo en la industria con el Goya de Honor. Desde El Independiente, hemos querido aprovechar la ocasión para recordar sus mejores papeles.

Ha llegado un ángel (1961)

Marisol queda huérfana y por ello decide vender todo sus vienes para viajar a Madrid con la familia de su tío Ramón. Una vez allí, la joven encuentra todo tipo de problemas por culpa de su tía, Leonor, que hará lo posible por convertir la vida de la niña en un infierno.

Marisol rumbo a Río (1963)

Antes de que llegara la famosa Tú a Londres y yo a California de las gemelas Olsen, los españoles veían en sus televisores la historia de las hermanas Marisol y Mariluz, que viven separadas: la primera en Madrid y la segunda en Río de Janeiro.

Tómbola (1962)

Marisol es una chiquilla con un bondadoso corazón y una imaginación desbordante. Cierto día es testigo en un museo del robo y sustitución por una falsificación de un famoso cuadro, La Madonna de las Rosas, evento que cuenta a personas que la toman por «loca».

Búsqueme a esa chica (1964)

Búsqueme a esa chica es una película interpretada en el año 1964 por Marisol en compañía del Dúo Dinámico y un elenco de secundarios como José Bódalo o Isabel Garcés. En esta ocasión, la actriz da vida a una joven que se ve obligada a cantar en la calle a cambio de unas limosnas.

Un rayo de luz (1960)

El debut de Marisol fue por la puerta grande, ya que la Mostra de Venecia premió a la niña con el galardón a Mejor Actriz Infantil. En la película, interpreta a la huérfana de un aristócrata que se casó en secreto poco antes de morir en un accidente de avión.