La Casa Vicens Gaudí de Barcelona, el primer proyecto del arquitecto catalán, celebra su segundo aniversario como casa museo abierta al público con cuatro días de entradas a mitad de precio –del 14 al 17 de noviembre– para agradecer «la recepción» de los espectadores, con visitas de más de cien nacionalidades desde su apertura.

Este martes, la institución ha hecho una valoración positiva de su actividad en un comunicado y asegura que «ha conseguido posicionarse como uno de los atractivos turísticos de la capital catalana a pesar de la amplia oferta de monumentos y museos que existen en la ciudad».

Casa Vicens colabora por segundo año consecutivo con el festival de videoarte LOOP y será uno de los espacios que acogerá la exposición colectiva ‘The Bee Who Forgot the Honey’, del 12 al 14 de noviembre, con la obra del artista belga David Claerbout ‘The pure necessity’, que se podrá ver en uno de sus dormitorios.

La exposición, comisariada por Aurélien Le Genissel, presenta «una nueva mirada a la noción del paisaje bajo el concepto de lo ‘inapropiable’, desarrollado por el filósofo italiano Giorgio Agamben, que retrata como el paisaje no es un objeto que se pueda comprar, utilizar o poseer».

Con motivo de la celebración, la Escuela de Hostelería Hofmann, socio gastronómico en Casa Vicens al frente de la cafetería, ha creado una pieza «única», el azulejo de clavellinas en chocolate inspirado en uno de los elementos más representativos del museo.