Los principales museos españoles ubicados en Madrid entre los que destacan el Museo del Prado, el Reina Sofía o el Thyssen, no tienen previsto reabrir sus puertas hasta el próximo mes de junio, a pesar de que las medidas de alivio en en la Fase 0 en la que permanecerá Madrid prevé la apertura de museos con un aforo máximo de un tercio y que las bibliotecas puedan reanudar los préstamos.

El Museo Nacional del Prado espera abrir sus puertas al público a «primeros de junio», tal y como han señalado a Europa Press fuentes de la institución. Según matizan, esta previsión se cumplirá cuando existan «todas las garantías», ya que hasta que no haya seguridad para los trabajadores y visitantes «no se abrirá».

Por su parte, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) ha señalado a Europa Press que la reapertura al público se producirá «a lo largo de la primera quincena de junio» y, de momento, se está trabajando en las medidas de seguridad y señalización, y a la espera de consensuar todos los aspectos con el Ministerio de Cultura y Deporte.

En la Fase 1 las salas pueden abrir con un 30 por ciento de aforo, manteniendo una distancia de seguridad de dos metros y sin audioguías ni folletos

En el caso del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, el director gerente del museo, Evelio Acevedo, aseguró a Europa Press recientemente que el «deseo» del Thyssen era abrir el centro a los visitantes el 1 de junio, una fecha que ya se ha convertido en «previsión», aunque todo condicionado al desarrollo de los acontecimientos, según precisan desde el museo.

En esta línea, la Bibioteca Nacional de España (BNE) no abrirá tampoco el 18 de mayo y esperará «al menos» dos semanas, tal y como han señalado a Europa Press fuentes de la institución, que continuará fomentando el «teletrabajo».

Pese a esta decisión, el Gobierno, en la orden de Sanidad que regula la fase 1 de la desescalada, señala que en la Biblioteca Nacional se podría permitir ya en esta fase la consulta de publicaciones excluidas de préstamo domiciliario con reducción de aforo y sólo en los casos en que se considerase necesario. Según el texto, las obras serían solicitadas por los usuarios y proporcionadas por el personal de la biblioteca y, una vez consultadas, se depositarían en un lugar apartado y separadas entre sí durante al menos catorce días. En todo caso, la colecciones en libre acceso permanecerán cerradas al público.

El Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) mantiene la previsión de abrir «a mediados de junio» y lo hará «coordinadamente» con los museos del sistema de multientrada Articket de Barcelona, al que también pertenecen el Museu Nacional, la Fundació Joan Miró, el Museo Picasso, el Macba, el CCCB y la Fundació Antoni Tàpies.

Tal y como establece la orden ministerial que explica las condiciones de reapertura de los museos en la Fase 1, las salas pueden abrir con un 30 por ciento de aforo, manteniendo una distancia de seguridad de dos metros y con los elementos táctiles para el visitante inhabilitados, sin audioguías ni folletos.