Andalucía | Comunidad Valenciana | España | Tendencias

Cinco rincones emblemáticos de la costa española

Algunos de los destinos de playa más singulares y pintorescos que esconde la geografía española

Imagen de la localidad de Cadaqués (Gerona)

Imagen de la localidad de Cadaqués (Gerona) Flick

El año 2020 no será uno más. La pandemia provocada por el Covid-19 ya ha cambiado nuestras costumbres y nuestra forma de vivir. La incertidumbre se ha convertido en una incómoda compañera en este tiempo de viajes. Por eso el turismo nacional se impone como una de las opciones más atractivas.

La condición peninsular de España permite un sinfín de oportunidades en nuestro litoral. La siguiente selección nos muestra cinco localizaciones costeras en las que poder disfrutar de tus vacaciones. Almería, Alicante, Menorca, Gerona y Cantabria serán los enclaves que recomendamos. Cinco rincones emblemáticos.

Comillas (Cantabria)

El Palacio Sobrellano en Comillas (Cantabria) Pixabay

Su extensa playa convierte a esta pequeña localidad en uno de los destinos vacacionales por excelencia en el norte. Aunque sin duda alguna, sus joyas de arquitectura modernista son para muchos su mayor atractivo: El Capricho de Gaudí y el Palacio y la Capilla Panteón de los Sobrellano. Los tres edificios se sitúan en un radio muy cercano, lo que te permitirá una cómoda visita.

Cadaqués (Girona)

Imagen de la localidad de Cadaqués (Gerona)
Imagen de la localidad de Cadaqués (Gerona) Flick

Su belleza enamoró a uno de los mayores representantes del surrealismo, Salvador Dalí. Si el artista catalogaba a esta pequeña localidad de la costa brava como «el pueblo más bonito del mundo», ¿quiénes somos nosotros para llevarle la contraria? Una visita imprescindible sería precisamente la Casa-Museo del pintor de Figueras.

En el punto más alto del centro urbano encontramos la iglesia de Santa María (siglo XVI), desde la cual podemos disfrutar de unas vistas privilegiadas. Si buscas una opción más relacionada con la naturaleza, estás en el lugar adecuado. El camino antiguo al Cabo de Creus cuenta con una longitud de 14,8 kilómetros (ida y vuelta) desde el paseo de Cadaqués. Allí podrás disfrutar de unas excelentes vistas y del baño en sus calas de agua cristalina.

Villajoyosa (Alicante)

Imagen de la localidad de Villajoyosa (Alicante)
Imagen de la localidad de Villajoyosa (Alicante) Pixabay

La tradición pesquera de esta localidad otorga un carácter especial a la villa. Aún se conservan las antiguas casitas bajas de los pescadores, aunque de una forma especial: cada fachada está pintada de un color, lo que empapa de diferentes tonalidades el paseo marítimo. Es una gran alternativa  para poder disfrutar de esta zona del Mediterráneo y escapar de la masificación. Tiene importantes playas como la del Centro, Paraíso y  la Caleta. Además, debes visitar su Casco Antiguo, las torres del Aguiló, de Dalt y de Hércules.

Mojácar (Almería)

Imagen de la localidad de Mojácar (Almería)
Imagen de la localidad de Mojácar (Almería) Wikipedia

Las calles del barrio del Arrabal, un laberinto por el que perderse. Se trata del antiguo emplazamiento judío, allí reside la esencia de este punto del levante almeriense. Muy cerquita encontramos la iglesia  renacentista de Santa María (siglo XVI), que fue construida sobre una mezquita y desempeñó labores defensivas ante las amenazas de los corsarios. Frente al templo, encontramos la estatua de La Mojaquera, declarada de interés cultural. Finalmente, nos asomaremos al mirador Plaza Nueva, donde además de encontrarnos en el centro neurálgico (lleno de bares y terrazas), podremos disfrutar de unas maravillosas vistas a la Sierras de Cabrera, Bédar y Almagrera. Resulta imposible hacer este tipo de recomendaciones y omitir Andalucía.

Fornells (Menorca)

Imagen de la localidad de Fornells (Menorca)
Imagen de la localidad de Fornells (Menorca) Flick

Las islas Baleares, y en este caso Fornells, son el claro ejemplo de que no hace falta irse a territorios exóticos Bali para encontrar un destino paradisíaco. Esta bahía menorquina de tradición pesquera nos obliga a degustar manjares autóctonos como la caldereta de langosta. Después, un baño en cala Tirant se antoja como la guinda a un día perfecto. También puedes disfrutar del Mediterráneo de una manera deportiva, en kayak o con otras actividades de navegación disponibles. No podemos abandonar esta localidad sin visitar su torre de Defensa o su basílica paleocristiana de la cabecera del puerto de Fornells (siglo V).

Comentar ()