«Esta entrevista, si se ve, se verá cuando ya no estés», le dice Jordi Évole a Pau Donés en su última conversación grabada antes de fallecer a los 53 años por un cáncer de colon. El líder de Jarabe de palo responde con una voz débil pero alegre: «¡Hostia, esto da un poco de respeto! Estoy aquí para hablar de la vida, no de la muerte».

Con la vitalidad que le caracterizó, el cantante se sinceró a petición propia en una entrevista que el conocido periodista cuando ya sabía que iba a morir pronto. El resultado, una conversación grabada en la casa del artista en el Vall d’Aran, se estrenará hoy en el Festival de Málaga, con el mismo título de la última canción que estrenó, Eso que tú me das.

«No quiero irme. Hoy soy feliz, me siento bien», decía Donés. «A la vez tengo una sensación cabrona. Pienso: ‘Si en vez de irme el mes que viene me fuera el año que viene…’. Porque el verde están subiendo. Los corzos empiezan a bajar de las montañas. Después caerán las hojas, marrones y amarillas. Luego nevará. Todo eso se ve desde aquí. Pensar en ello me da tristeza», indicaba en una entrevista dos semanas antes de su fallecimiento.

En esta entrevista, codirigida por Ramón Lara, el músico aparece intubado y muy débil, pero transmite un mensaje vitalista: «Tengo ganas de reírme, de llorar; estoy llorando mucho estos días, y creo que hacerlo es un signo de valentía y de demostrar cómo eres».