El piloto alemán Samy Kramer ha dibujado una jeringuilla gigante en el cielo, en una ruta de vuelto de más de casi 200 kilómetros para inmortalizar a su manera el inicio de la campaña de vacunación contra el COVID-19. Las primeras dosis se comenzaron a administrar este pasado domingo en la gran mayoría de los países del continente europeo.

Según informa Reuters, el joven piloto (20 años) trazó la ruta con la ayuda de su sistema de navegación aéreo GPS antes de despegar en los alrededores del lago Constanza, ubicado al sur de Alemania. La ruta que realizó con el avión tiene forma de jeringuilla, y ha sido recogida a través de la popular plataforma de vuelos en abierto flightradar24.

«Todavía hay muchas personas que se oponen a la vacunación y mi acción puede ser un recordatorio para que piensen en el tema, para que las cosas se muevan», agregó Kramer. «Quizás también fue un pequeño signo de alegría, porque la industria de la aviación se ha visto muy afectada por la pandemia».