Con la llegada de las bajas temperaturas que están azotando estos días a gran parte de nuestro país, nuestros pies pueden resentirse si no les prestamos la suficiente atención y les dedicamos el cuidado que se merecen. Por ello, es importante que tomemos precauciones y sigamos algunas recomendaciones. El Colegio Oficial de Podología de la Comunidad de Madrid ha elaborado una guía con estas sencillas recomendaciones para cuidar su salud.

Las cinco cosas que tienes que hacer

  • Cómo proteger a nuestros pies durante el invierno, estos son los cinco mejores trucos
    • Compartir
    PIXABAY

    Un buen calzado

    Lo más importante, siempre, es saber elegir un buen calzado. Lo principal es que sea de la talla correcta. Es decir, que no quede holgado para que no fuerce nuestra musculatura, pero tampoco nos apriete y dificulte nuestra circulación o cause rozaduras. Además, debería ser de materiales naturales, transpirable, impermeable y con suela antideslizante.

  • En segundo lugar, también es muy importante utilizar calcetines de fibras naturales, que permitan una buena traspiración y eviten el exceso de sudoración.
    • Compartir
    PIXABAY

    Calcetines con fibras naturales

    En segundo lugar, también es muy importante utilizar calcetines de fibras naturales, que permitan una buena traspiración y eviten el exceso de sudoración.

  • Cómo proteger a nuestros pies durante el invierno, estos son los cinco mejores trucos
    • Compartir
    PIXABAY

    Higiene diaria

    En tercer lugar, es importante llevar a cabo ciertos cuidados de higiene diarios: lavarnos con jabón neutro, secar suavemente e hidratar una o dos veces al día.

  • Cómo proteger a nuestros pies durante el invierno, estos son los cinco mejores trucos
    • Compartir
    PIXABAY

    Una correcta alimentación

    Por otro lado, es importante incrementar el consumo de ciertos alimentos y beber mucha agua. Una correcta hidratación ayudará a nuestra circulación y evitará que nuestros pies se enfríen. Además, alimentos con vitamina C, E y K, y especias como la cayena, la cúrcuma, la canela o la pimienta, también serán beneficiosos para nosotros en esta época del año.

  • Cómo proteger a nuestros pies durante el invierno, estos son los cinco mejores trucos
    • Compartir
    PIXABAY

    Consulta a tu podólogo

    Por último, es recomendable acudir cada seis meses o, al menos, una vez al año a la consulta del podólogo. En este sentido, el inicio del invierno es un buen momento para acudir a que nos realicen una revisión general, completa y personalizada.

Cinco errores que estás cometiendo y no sabías

    • Compartir
    PIXABAY

    Ojo con el tacón

    Al igual que es importante saber elegir un buen calzado, en la época invernar es importante evitar usar calzados que no tengan suela antideslizante y que no sean impermeables. En el caso de los zapatos de tacón, además, hay que procurar que no superen los 7 centímetros y el tacón sea lo más ancho posible.

    • Compartir
    PIXABAY

    Aplicar calor, pero no directamente

    Aunque lleguemos a casa con los pies fríos, debemos evitar acercarlos a focos de calor directos. Los cambios bruscos de temperatura siempre son desaconsejables, pues se potencia la aparición de sabañones y otras anomalías en la piel.

    • Compartir
    PIXABAY

    Muévete

    Estar mucho tiempo con los pies inmovilizados también puede afectar a nuestros pies de forma negativa.

    • Compartir
    PIXABAY

    Reduce el café

    Del mismo modo que algunos alimentos son positivos para la salud general y de nuestros pies en concreto, otros productos como el alcohol o el tabaco pueden afectarnos negativamente. Además, tampoco es conveniente el exceso de consumo de cafeína, que puede comprimir nuestros vasos sanguíneos, o de marisco, que aumenta nuestro ácido úrico.

    • Compartir
    PIXABAY

    Técnica deportiva correcta

    En último lugar, aunque siempre es importante evitar las malas prácticas deportivas, ahora, debemos prestar aun más especial atención a la forma de realizar los ejercicios. Ya que, la llegada del frío puede aumentar la facilidad de lesionarse o sufrir ciertas alteraciones biomecánicas