Desde su jardín, balcón, piscina, con su armario de fondo o con el perro bombardeando su plano. Así se han presentado los nominados de los Globos de Oro a su 78ª edición, la más anómala de todas al haberse paseado por las casas de miles de candidatos que, a causa de la pandemia, han cambiado la alfombra roja por la luz natural de su patio.

La sorpresa ha sido la naturalidad con la que las estrellas han abrazado la necesidad de ponerse un vestido de Haute Couture, unos tacones, un traje y pasear por la calle, aunque las únicas cámaras que les capturen sean las de sus vecinos.

Aquí, un listado de los mejor vestidos y las grandes sorpresas.

    • Compartir

    Elle Fanning, de Gucci

    Sin duda, una de las ganadoras de la noche. Aunque no se haya llevado ninguna estatuilla a casa por su serie The Great, se queda con nuestro sobresaliente por este fantasioso Gucci color aguamarina, que recuerda a las grandes citas en la alfombra roja.

    • Compartir

    Anya Taylor-Joy, de Dior

    Ganadora a Mejor Interpretación en una miniserie por Gambito de Dama, Anya Taylor-Joy deslumbró con este Dior color esmeralda que rememora el glamour vintage del Old Hollywood. 

    • Compartir

    Amanda Seyfried, de Oscar de la Renta

    Con un atrezzo muy casero, la actriz fue una de las más aclamadas por este Oscar de la Renta color coral, que rodeaba su figura por medio de una corona de flores.

    • Compartir

    Kaley Cuoco, de Oscar de la Renta

    Con su humilde morada de fondo de imagen, la actriz de The Flight Attendant también apostó por Oscar de la Renta para brillar entre Zoom y Skype.

    • Compartir

    Emma Corrin, de Miu Miu

    La actriz que interpreta a Lady Di en The Crown ganó la estatuilla a Mejor Actriz en una serie de drama, y brilló con este femenino Miu Miu de corte circense.

    • Compartir

    Margot Robbie, de Chanel

    Como ya acostumbra en la alfombra roja, la australiana apostó por un sencillo Chanel con estampado que acompañó con un cinturón negro de la marca francesa. No es su look más despampanante, pero sigue irradiando estilo.

    • Compartir

    Gillian Anderson, de Dior

    La veterana actriz, que ha vuelto al foco mediático por interpretar a la madre sexóloga de un adolescente en Sex Education, apostó por este vestido largo de Dior a medida, con cuello halter y transparencias.

    • Compartir

    Nicola Coughlan, de Molly Goddard

    La actriz de Los Bridgerton acudió al evento virtual con un look muy romántico de Molly Goddard. Este voluminoso vestido amarillo pastel, que combinó con una rebeca negra, recuerda a los pomposos vestidos de muchos de los bailes a los que Coughlan ha acudido en el pelotazo de Netflix.

    • Compartir

    Rosamund Pike, de Molly Goddard

    Volumen, más volumen… y botas militares. Este look romántico-punk de Rosamund Pike se ha convertido en una de las propuestas, y apuestas, más frescas de la noche.

    • Compartir

    Cynthia Erivo, de Valentino

    El look más valiente de la velada lo llevó Cynthia Erivo, con este Valentino color verde neón de material de buceo que combinó con unas altísimas plataformas plateadas de la marca italiana.

    • Compartir

    Eiza Gonzalez, de Versace

    La actriz apostó por un básico, con un toque moderno: un vestido negro largo de Versace con aberturas laterales y detalles de perlas que combinaban a la perfección con sus sandalias negras.

    • Compartir

    Angela Bassett, de Dolce & Gabbana

    Angela Bassett fue una de las más aclamadas por este vestido asimétrico morado con plumas y lentejuelas, de Dolce & Gabbana.

    • Compartir

    Josh O’Connor, de Loewe

    El actor de The Crown Josh O’Connor fue de los pocos rostros masculinos que apostaron por la originalidad con este Loewe bicolor, con un toque muy romántico.

    • Compartir

    Andra Day, de Chanel

    Con este Haute Couture de Chanel, la ganadora a Mejor Actriz Principal en Drama por United States vs Billie Holiday deslumbró con este vestido color hueso.

    • Compartir

    Regina King, de Louis Vuitton

    Regina King fue bombardeada por su perro durante sus apariciones y se convirtió en una de las grandes anécdotas de la noche, deslumbrando desde el balcón de su morada con este Louis Vuitton bicolor pleno de lentejuelas que ensalzaba su figura.