Linda. Con una palabra de sílaba tónica aguda pretende Rosalía regresar al tornado musical que abandonó hace casi nueve meses, cuando lanzó su esperada colaboración con Billie Eilish, Lo vas a olvidar. La canción se incluyó en la banda sonora de los episodios especiales de Euphoria, pero tras varios años de rumores y de espera para escuchar la obra que ambas habían tejido en el estudio, el tema se quedó esperando a una ola que nunca rompió en su orilla.

Dos estaciones después, Eilish ha estrenado su segundo álbum, Happier Than Ever, pero poco hemos sabido de la artista barcelonesa. Ni tema estival, ni rival para replicar el éxito de Con Altura. Tampoco para competir con Todo de ti, la canción más escuchada del verano en España y del rumoreado nuevo amor de la catalana, Rauw Alejandro.

Rosalía lo tiene claro. Si menos es más, su música se hará de rogar. Desde que estrenara El Mal Querer en 2018, la intérprete ha ido dejando píldoras musicales que la han convertido en estrella internacional. Su coqueteo con los ritmos latinos, además de codearse con estrellas del género urbano como J. Balvin o Bad Bunny, la elevaron al pedestal de la consagración.

Entre Miami, Latinoamérica, República Dominicana y Los Ángeles, Rosalía ha ido elaborando un camino laboral silencioso del que apenas se han conocido o publicado historias, pero hace una semana, la cantante compartió un adelanto de Linda, un tema en el que comparte uñas, excentricidad y vocales con Tokischa, artista dominicana de armas tomar que ha enamorado a la barcelonesa con su personalidad musical.

Videoclip oficial de Linda.

¿Quién es Tokischa?

Tokischa Altagracia Peralta nació en la República Dominicana en 1996, aunque también es conocida por su apodo, María Juana. La artista ha contado con el beneplácito de Rosalía, sobre todo, por su capacidad de experimentación y versatilidad en todo lo relacionado con la música al mezclar diversos géneros como el trap, el hip-hop o el reggaetón. Arroz con habichuelas y picante latino.

«Tokischa es una mujer irreverente, que habla directo, fuerte… y eso incomoda a la gente», ha alabado Rosalía de ella. Atrevida, extravagante, sin pelos en la lengua, empoderada y descarada, la artista dominicana se ha ganado la admiración de Rosalía por ser un claro ejemplo de la nueva hornada de artistas que se alejan de los estilos radiofónicos.

Aunque en España todavía no es del todo conocida, algo que la propia Rosalía quiere cambiar con Linda, la dominicana ha lanzado recientemente un sencillo con el también amigo de la catalana, J. Balvin, titulado Perra. Por mordazas no será.

El empoderamiento por bandera

Tokischa no sigue modas. Ella es un libro abierto en el que los prejuicios no cuentan con ningún apartado específico. Como mujer abiertamente bisexual, la dominicana reafirma constantemente su compromiso con la comunidad LGTBI+ y con la libertad sexual.

Asimismo, se aleja de los irrisorios cánones de belleza que copan las publicaciones de Instagram para abrazar su cuerpo, su estilo y su linaje. Además de su extravagante estilo, Tokischa también tiene una obsesión compartida con Rosalía: sus kilométricas uñas.

Tokischa y sus uñas en una publicación de Instagram.

Only Fans y polémicas eclesiásticas

Su soltura y confianza no sólo se plasman en sus canciones. Tokischa tiene una cuenta de Only Fans que promociona en sus redes como si de un tema más se tratase. La plataforma de contenido para adultos, que recientemente reculó una decisión de eliminar el contenido explícito, es una herramienta más para la dominicana a la hora de mostrar sus dotes artísticas.

Sin embargo, Tokischa se ha metido en alguna polémica que también ha resonado en titulares españoles con Zahara. Unas sugerentes instantáneas que compartió en Instagram se convirtieron en controversia al estar ubicadas en el altar de la Virgen de la Altagracia en Jarabacoa, en República Dominicana.

«Yo no conozco lo suficiente este país, entiendo que cada país tiene sus leyes, que cada cultura es distinta, pues ante todo respeto, pero si me preguntas a mí personalmente yo te diría que cuando veo esas imágenes me parecen bonitas, no me parecen que tengan nada de malo», dijo Rosalía cuando le preguntaron por esta polémica.