Tendencias

El expresidente Rodríguez Zapatero publica un ensayo sobre Borges, el inventor de "otra dimensión de lo real"

Imagen de Jóse Luis Rodríguez Zapatero y Luis Borges con la portada de su libro No voy a traicionar a Borges

Carmen Vivas

Reconoció ser un enfermo de Borges, beber de su gusto por la brevedad, la filosofía, el escepticismo, la vanguardia o la belleza. José Luis Rodríguez Zapatero (Valladolid, 1960) comenzó a leer al genio argentino en la década de los setenta, y desde entonces, extensamente considerado una figura clave tanto para la literatura en habla hispana como la universal, Jorge Luis Borges (Buenos Aires, 1899 – Ginebra, 1986) ha acompañado al que fuera el quinto presidente del Gobierno de España después de la Transición entre 2004 y 2011, en el que es su «sueño borgiano, entre lecturas y relecturas».

Y es que de Borges supo que hay un tiempo en la vida en el que uno busca «los atardeceres, los arrabales y la desdicha» y que más adelante, con látigo biológico «uno se queda con las mañanas, el centro y la serenidad». Y quizás fue aquello, por qué no, lo que ahora le ha llevado a publicar el ensayo con el que componer el espejo, virtualmente infinito, dice, de no «traicionar» a Borges y compartir las impresiones e interpretaciones de sus textos y de las lecturas que más han influido en él para «tratar de pensar con serenidad el mundo y lo que acaso somos y dejaremos de ser»: «Leo y anoto. Y transcribo sin señalar páginas, sin citas al uso, porque no es en absoluto mi intención presentar un trabajo académico. Solo quiero compartir las impresiones, emociones y reflexiones, pues de todo eso hay, que me han deparado las lecturas de los textos de Borges a lo largo de más de cuatro décadas», afirma el expolítico socialista en las primeras páginas del ensayo.

Titulado No voy a traicionar a Borges y publicado por Huso Editorial, el trabajo de Rodríguez Zapatero se publica dentro de una colección de ensayo no común a lo que muchas veces se supone cuando se hace referencia a este género, y junto a un total de otras diez obras con nombres como Marifé Santiago Bolaños, Laura Freixas, Mercedes de Vega, Luciana Prodan, Eduardo Blázquez o la artista contemporánea española que utiliza la fotografía como medio para representar nuevas realidades, Soledad Córdoba.

La relación de exmandatario socialista con el gran escritor argentino no es nueva: en 2001, a propósito de una colección del diario El mundo, prologó una edición de Ficciones, un libro de cuentos publicado en 1944: «Está a punto de abandonar el mundo seguro y confortable del que está hecha la vida cotidiana para adentrarse en un territorio absolutamente nuevo. Borges descubre en su obra, o quizás inventa, otra dimensión de lo real», decía Zapatero.

Por su parte, No voy a traicionar a Borges no es el primer libro escrito por Rodríguez Zapatero. En 2013 publicó en la editorial Planeta El dilema, 600 páginas en las que explicaba su gestión al frente del Gobierno desde el estallido de la grave crisis económica de 2008.

Te puede interesar

Comentar ()