#Soraya #sacanuevodisco #entrevista #podríasertodoconhashtags … Puede provocar sorpresa, pero hay cada vez más personas que se han acostumbrado a leer así las cosas, y como nos descuidemos #nospasaatodos. Contra eso lucha desde la música Soraya.

Me acerco a la señora Arnelas viéndola embarazada. Por segunda vez. Sigue irradiando sonrisas y gestos de cariño a todo aquel que se acerca, tras un pequeño concierto privado, presentación de su nuevo disco, y en el día de su cumpleaños.

Pregunta: Era la “era de la información”. ¿Ahora es la “era de las etiquetas”?

Respuesta: Lo peor de todo es que somos culpables por no saber quienes somos, por no tener una identidad clara.

P.- ¿Todavía hay quien te etiqueta como “chica Operación Triunfo”, aunque hayan pasado 15 años, o “aquella chica que hace música de baile de los 80”, aunque haya cambiado radicalmente tu estilo hace ya bastantes años?

R.- Me he divertido mucho con la música de baile, y hubo muchos años en los que no presté atención a las letras, pero ahora quiero contar cosas. Recuerdo, cuando era pequeña, a mis padres poner a Víctor Manuel y Ana Belén, a Miguel Ríos… y la música tenía sentido. Ahora queremos ir con el flow, y estar muy a gustito. Que está muy bien, pero a algunos nos falta algo más. Por eso sale este Soy esa mujer.

P.- Es como una reivindicación de identidad. Justo de lo que hablábamos al principio. Por eso en el vídeo aparecen tres mujeres frente al espejo. ¿Cómo son esas mujeres?

R.- Conchi es una mujer calva. Al verla, la gente cree que está en tratamiento de quimioterapia, pero es alopecia. Decidió ir contra los cánones estéticos y no ponerse peluca. Decidió mostrarse tal y como es. Mara usa una talla diferente, tiene su propio blog llamado ‘Concretamente’ en el que habla de la gordofobia. El mensaje es sencillo: estoy sana, estoy bien, pues dejadme vivir como yo quiera. Y luego está Lola. Es una joven que lleva muchos años luchando para que la sociedad admita lo que ella admitió desde el principio: que nació con otro género. Por fin este año ya le han cambiado el DNI y ve que hay pequeños pasos para que ella, que es quien es, sea aceptada así por la sociedad.

P.- Son enormes mujeres luchadoras. ¿Es por eso por lo que el tema suena tan épico?

R.- Quería que fuera un himno, algo histórico. Para mí el momento lo está siendo, y quería darle ese toque de película.

P.- Desde luego, es un momento clave en tu vida. ¿Qué te dicen de lanzar un disco y hacer toda la promoción estando en los últimos meses de gestación?

R.- Yo estoy dando vida a una mujer. La segunda ya. Me siento llena de vida, más unida que nunca a la sociedad, y comprometida. Si me hubiera pillado en otro momento hormonal quizá no le hubiera puesto tanta intensidad. Estoy fulgurante. Sé de mujeres, incluso de mi familia, que en las entrevistas de trabajo se las descarta por esto. Una mujer embarazada es una bomba de creatividad, de felicidad, y de muchas cosas positivas que se pueden aportar en un trabajo. Ninguno de estos empresarios se ha preguntado cómo se siente una mujer embarazada.

P.- Recuerdo conocer a Soraya como aquella extremeña brillante y feliz que acababa de vivir una experiencia transformadora en aquel OT de 2005. Ya entonces, y nada más conocerme, me regaló un libro, cuyo título me callaré, pero deja claro que siente que tiene una misión en la vida. ¿Sientes que con un trabajo como este estás más cerca de conseguir lo que anhelas en tu vida? ¿Sigues queriendo cambiar el mundo?

R.- Sí. Y cada uno desde su ámbito puede hacerlo. Yo, gracias a la música puedo llegar a más gente, y tengo que utilizarla en pro de un cambio. Y lo estoy haciendo.