Tendencias

Rocío Carrasco, renovada física y mentalmente, se reencuentra con su pasado en el estreno de 'Montealto: regreso a la casa'

Rocío Carrasco en el estreno de 'Montealto: regreso a la casa'

Rocío Carrasco en el estreno de 'Montealto: regreso a la casa' Telecinco

Rocío Carrasco regresa a la pequeña pantalla de la mano de Montealto y lo hace con nuevo look. En medio de una gran expectación, la hija de ‘La más grande’ aparecía en el plató asegurando que le apetecía «cortar por lo sano». Visiblemente nerviosa, Rocío reconoció que esta vez era muy diferente a su anterior aparición televisiva y que tenía muchas ganas de afrontar este nuevo reto.

Con fuerzas renovadas, Rocío explicó los motivos por los que no había podido desbloquear antes esos recuerdos: «No podía no me encontraba, tenía demasiadas cosas a las que hacer frente». Acabando con cualquier especulación, Rocío sentencia: «Todas las cosas me pertenecen porque mi madre me las dejó a mí. Quiero ordenar, esa va a ser mi finalidad».

Al ver imágenes de Gloria Camila rompiéndose al hablar de las pertenencias de su madre, Rocío asegura que a ella también le duele todo lo sucedido. «Qué duda cabe que a mí me también me hubiese gustado que la canción hubiese sonado de otra manera, desgraciadamente ha sonado como ha sonado y es con la que tengo que bailar. En esta banda de música hay muchos más tocando, al final el maestro es el mismo» quiere dejar claro Rocío.

Sin poder retener las lágrimas al reencontrarse con la habitación de su infancia, Rocío recordó algunos de los mejores momentos que vivió en esa casa. «Los fines de año en casa eran maravillosos, eran de todo menos normales» reconoce Rocío ante una de las fotografías que aparece junto a sus padres.

Revisando las notas de cuando era pequeña, Jorge Javier saca las calificaciones de Rocío en las que los ‘insuficientes’ eran de lo más habituales, tanto es así que incluso tuvo que repetir algún curso.

Emocionada, Rocío también pudo escuchar una entrevista de su madre en la que ‘la más grande’ reconocía que su hija se parecía físicamente a su padre y a ella en su forma de ser. «Mi madre ahora no me reconocería con muchos de mis temores, haciéndome pequeña, eso mi madre no lo hubiera permitido porque, efectivamente, me parezco mucho a ella. Ahora estoy en el camino de volver a ser la que era». Una vez más emocionada, Rocío disfruta de una cinta VHS en la que su madre presume de vozarrón frente a su marido Pedro Carrasco y ella misma de pequeña. «Esa era la época feliz de mi madre y mía, luego nada volvió a ser lo mismo. Ahí mi madre era muy feliz, mucho» dejaba claro Rocío muy emocionada.

Minutos antes de finalizar el programa, Rocío se reencontraba con alguien muy importante para ella a pesar de los años, Regli. Con una sonrisa en el rostro, Rocío recordó con ella los siete años en los que Regli fue su niñera.

Te puede interesar

Comentar ()