Tendencias

El resurgir del Villa Rosa, el tablao de Alfonso XIII y Ava Gadner

Actuación en el Tablao Villa-Rosa

Tablao Villa-Rosa

El tablao Villa Rosa vuelve a la vida. Los zapateos, los quejíos, los fandangos y las bulerías retumbarán en una de las emblemáticas casas de flamenco que tuvieron que cerrar por la pandemia. Allí, donde tal y como cuenta la leyenda, se «colaba» por sus pasadizos el rey Alfonso XIII y lo frecuentaban estrellas del cine como Ava Gadner o maestros de la escritura como Ernest Hemingway. El tablao más antiguo del mundo resurge después de un año en el alambre en el que cerró sin fecha de apertura. La nueva etapa nace con una de las premisas que hicieron del tablao Villa Rosa la capital del flamenco mundial: «Llevar a lo más alto la difusión del flamenco«.

El local del número 15 de la madrileña Plaza de Santa Ana se fundó a comienzos del siglo XX como un molino de chocolate que al cambiar de dueños pasó a ser una freidura andaluza. Es en 1921 cuando el empresario Tomas Pajares adquirió el negocio y consiguió que el cantaor Antonio Chacón, considerado el rey del cante flamenco andaluz, que dirigió el local y trajo a los mejores cantaores, bailaores y guitarristas, que a su vez arrastraron a aficionados del flamenco de notable poder económico y artistas de la época que acudían a las reuniones y fiestas flamencas que allí se celebraban. Ahí nace la que llegó a ser conocido como la «catedral del flamenco».

Azulejos sobre el tablao del Villa-Rosa
  • Compartir

Los años 20 convirtieron al Villa Rosa en el tablao más popular del mundo. Durante los felices años el tablao tocó la cumbre y sirvió de referencia para el desarrollo de los espectáculos flamencos. Más allá de los inconfundibles azulejos de su fachada – intacta desde su inauguración – se encontraban los aficionados de alto nivel económico, políticos, aristócratas y los mejores cantaores, guitarristas y bailaores.

Además del cantaor Antonio Chacón y el guitarrista Ramón Montoya, dieron fama al Villa Rosa los más grandes artistas del flamenco, como los cantaores Manolo Pavón, Juanito Mojama, Pepe de la Matrona, Fosforito o la cantaora Pastora María Pavón Cruz, conocida como la Niña de los Peines, y los bailaores Estampío y Faico, entre otros. Poco a poco fueron pasando por su escenario artistas de gran renombre, como Imperio Argentina, Lola Flores, Juanito Valderrama, Antonio Mairena, Pepe Marchena, Miguel de Molina, Juan Varea, y muchos más.

La esencia del tablao Villa Rosa

La reja del Villa Rosa se abre tras un un año con el candado echado. Lo hace con la adquisición por parte de Ivana Portolés, dueña del tablao Cardamomo, una de las salas de flamenco más importantes de Madrid, también en el Barrio de las Letras. La nueva propiedad llega con la máxima de conservar aquello que distingue al tablao, ya que Portolés se decidió por hacerse cargo del Villa Rosa cuando vio que peligraba su auténtica esencia; «Para evitar que la sala se convirtiera en cualquier negocio alejado de su historia», señalan desde el tablao Villa Rosa.

Parte de la mística del tablao la forman sus historias, como la que dice que Alfonso XIII acudía con asiduidad aunque no por la entrada habitual. Según la leyenda, para evitar ser reconocido por el pueblo Alfonso XIII llegaba hasta el tablao por los pasadizos que comunicaban el Villa Rosa y el Palacio Real. Detrás de la puerta que da acceso a esos túneles se aprecian tres entradas, todas ellas tapiadas, excepto la que conduciría a Palacio y que dispone de una pequeña rendija por la que apenas cabe una persona.

Mural con la Cibeles en la fachada del Tablao Villa-Rosa
  • Compartir
Tablao Villa-Rosa

La decisión de Portolés de respetar la esencia del tablao Villa Rosa hace que mantenga su apariencia habitual. La fachada está decorada con azulejería, muy colorista, realizada por el pintor y ceramista Alfonso Romero Mesa en 1928, representando ocho paisajes madrileños y andaluces: La Cibeles, El Retiro y la plaza de Colón de Madrid, la plaza de España y los Jardines de Murillo sevillanos, la Alambra de Granada, y panorámicas de Córdoba y de Málaga. En su interior hay azulejos policromados con escenas flamencas, obra del ceramista talaverano Antonio Ruiz de Luna y de Julián Santacruz, realizados en 1987.

La singular estética del tablao Villa Rosa ha servido como escenario en series de televisión y películas, como Tacones Lejanos de Pedro Almodóvar y La Reina de España de Fernando Trueba. También ha sido el lugar elegido para entrevistas, grabaciones y presentaciones de muchos artistas, como Diego El Cigala, José Mercé, Estrella Morente, Rosalía, Antonio Carmona o India Martínez, entre otros.

Te puede interesar

Comentar ()