Tendencias

Nadie quiere la casa de Calderón de la Barca

La Casona de Calderón de la Barca en San Vicente de Toranzo (Cantabria). Trademat Subastas

230.000 euros por el legado patrimonial de quien fuera uno de los más insignes literatos barrocos del Siglo de Oro. Pero nadie lo quiere. De momento. Y es que a escasos veinte días para que finalice el periodo para presentar ofertas, la casa aledaña y con un reloj de sol de Calderón de la Barca (Madrid, 1600 – Madrid, 1681), en San Vicente de Toranzo (Cantabria), y que salió a subasta pública en el portal web de Subastas Trademat el pasado 28 de abril, no tiene comprador.

Construida en el siglo XIV y vigilando los márgenes fluviales de los ríos Saja y Besaya, la propiedad fue cedida a la ONG Manos Unidas como legado de una mujer que enviudó y no tenía hijos. La entidad decidió entonces sacar a subasta el inmueble para obtener financiación. Sin embargo, la que se conoce también como Herrero de la Concha, se resiste a tener nuevo dueño. ¿Los motivos? Que fuera catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC) en 1993. «Una de las casas más importantes del linaje de los Calderón en el valle de Toranzo fue esta de San Vicente. El conjunto que hoy se conserva presenta los elementos típicos de la arquitectura civil rural de Cantabria, amplia portalada, casona con balconada y escudo, y edificaciones secundarias adosadas a la principal. El propietario deberá garantizar los cuidados exigidos sobre esta vivienda histórica, conservar la máxima fidelidad. Es cierto que la última propietaria llevaba varios años sin residir en ella y son necesarias algunas reformas y actualizaciones que, seguramente, engrosen el importe y que, además, deberán ser aprobadas por quienes velan por esta clase de bienes, en este caso la comunidad autónoma cántabra», , admiten desde Trademat en palabras para El Independiente.

Algo que ya confirmó la organización Hispania Nostra cuando la incluyó dentro de la Lista Roja de patrimonio en riesgo por «correr un peligro real de desaparecer ante la ruina progresiva con posible hundimiento de tejados y muros del edificio. En algunos momentos, se ha utilizado como lugar para estabular animales. La casa torre de Calderón de la Barca está en un momento crítico en que puede recuperarse o en caso contrario caminar hacia la desaparición».

La antigua morada del escritor dispone de dos pisos con arcos de medio punto en el inferior apoyados en un pilar prismático, que dan acceso al zaguán; y la fachada se ubica en la parte meridional, encamarada por dos cortafuegos y rematada por bolas herrerianas en los extremos y una cruz en el centro. Por su parte, el piso superior, separado del infra puesto por una imposta lisa, tiene una balconada corrida sostenida por siete vigas de madera, con tres antepechos rectangulares adintelados y un escudo con las armas de los Calderón, datado en el año 1752. Adosada al edificio principal hay una casa muy sencilla de dos plantas, construida en mampostería.

Con un precio inicial de 230.000 euros, la casa familiar de los Calderón de la Barca está disponible tanto para profesionales como particulares y no cuenta, de momento, con interés por parte de las Administraciones públicas. «El que la quiera es porque tiene especial interés en Calderón de la Barca, en conservar estos bienes, y busca la esencia de lo antiguo, el sabor. Entre los interesados en la compra, no hay administraciones públicas, sino particulares con una visión de futura casa rural o albergue».

Te puede interesar

Comentar ()