El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sufrió este sábado una caída durante un paseo en bici cerca de la playa en el estado de Delaware, donde está pasando el fin de semana junto a su esposa, Jill Biden.

El mandatario, de 79 años, perdió el equilibrio cuando frenó para saludar a varios vecinos, pero miembros del Servicio Secreto lo ayudaron rápidamente a ponerse en pie. «Estoy bien», respondió a la prensa el líder demócrata, quien explicó que se cayó porque se le quedaron enganchados los zapatos en los pedales.

El percance ocurrió durante un paseo matutino en bici que realizó junto a su esposa, vestido con ropa deportiva, casco y guantes, en Rehoboth Beach (Delaware), donde pasa el fin de semana, dado que el lunes es festivo.

Cuestionado por otros asuntos, afirmó que está estudiando una posible reducción de aranceles sobre China y que «pronto» hablará con su homólogo del gigante asiático, Xi Jinping.

También dijo estar «contento» por el acuerdo de un grupo de senadores demócratas y republicanos para sacar adelante un proyecto de ley con algunas medidas de control de armas.