Tendencias

La sentencia italiana: el marido de Raquel Sánchez Silva, Mario Biondo, fue asesinado

El magistrado apunta a que "las contradicciones contenidas en las declaraciones de la viuda, Raquel Sánchez Silva, deberían haber inducido a los investigadores españoles a realizar escuchas telefónicas"

El fallecido Mario Biondo con su entonces esposa la presentadora Raquel Sánchez Silva, en un photocall de GQ

Europa Press

Nueve años después, la muerte del cámara Mario Biondo, quien fuera marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva, sigue siendo noticia. Y es que mientras que en nuestro país el caso se archivó después de que las autopsias lo calificaran como un caso de suicidio, un juez de la ciudad italiana de Palermo ha dictaminado ahora que Biondo fue asesinado por «manos desconocidas», tal y como apuntaban sus padres y hermanos que, desde que fuera hallado muerto en su domicilio en 2013, no han cejado en su empeño por demostrar que la muerte de su hijo no fue voluntaria.

«Los elementos que se extraen del expediente del Ministerio Público sugieren que Mario Biondo fue asesinado por manos desconocidas y posteriormente colocado en una posición capaz de simular un suicidio», señala el juez de Palermo Nicola Aiello, que ha subrayado además detalles concretos que desmontan la tesis del suicidio, como el hematoma en la zona temporal izquierda del cráneo de la víctima que es, dice, «incompatible con una dinámica suicida«, o las «innumerables contradicciones» en las declaraciones de Raquel Sánchez Silva que deberían «haber llevado a los investigadores españoles a realizar escuchas telefónicas para determinar la verdad de los hechos».

Sin embargo, el magistrado ha decidido no continuar con el caso «por limitaciones procesales y la imposibilidad» de realizar nuevas investigaciones que pudieran ayudar a identificar a los posibles culpables del supuesto homicidio. «A pesar de ser rastreables del expediente del Ministerio Público numerosos segmentos probatorios que dan fe de la tesis homicida la distancia en el tiempo de los hechos de los que se parte ha comprometido la posibilidad de realizar investigaciones que hubieran permitido identificar a los autores materiales del presunto asesinato».

La familia Biondo ha agradecido la labor de la justicia italiana y celebrado «el triunfo tras años de durísimas batallas judiciales», aunque advierten que no se rendirán en en que se sepa quién le quitó la vida a su hijo. «Los investigadores españoles tenían prisa por cerrar el caso, no fue de manera superficial, sino intencionada, quién sabe lo que había descubierto Mario», asegura su madre, Santina Biondo. «Todo lo que sé es que la asistenta lo encontró muerto en la casa y que la puerta estaba cerrada por dentro. Así que el asesino tenía las llaves. Él no se suicidó, no era un drogadicto, no murió en un juego erótico. No sabemos quién lo mató, pero al menos le hemos devuelto la dignidad«.

La confesión de Nacho Abad: «Estuve en su casa después de que ocurriese»

A propósito de la sentencia italiana, el periodista y criminólogo Nacho Abad confesó este martes en el debate del programa En boca de todos, que estuvo en casa de Raquel Sánchez Silva y de Mario Biondo horas después del hallazgo del cadáver. «No lo había contado nunca, pero creo que ha llegado el momento. Estuve después de que estuviese la Policía. Se habían llevado el cuerpo y no vi ningún escenario de violencia. Había muchas latas de cervezas y otras cosas que justificaban que podía tratarse de un accidente».

«El juez dice que la Policía española lo hizo mal, que el juez español lo hizo mal y que el médico forense español lo hizo mal. Me parece tan gratuito que un juez italiano teniendo reciente el caso de Amanda Knox en el que la justicia italiana patinó, ahora que nos de lecciones de justicia. Me molesta profundamente. La autopsia que determinó que era una muerte accidental estaba acreditada».

¿Quién era Mario Biondo?

Se conocieron en la televisión trabajando y se casaron en secreto en 2012, un año antes de la muerte de él. Mario Biondo, de origen italiano, era cámara en programas como Supervivientes, donde se conocieron, aunque también trabajó en Masterchef o Acorralados.

Tras su noviazgo, se casaron en Sicilia y se fueron de luna de miel por Asia, recorriendo diferentes países. Durante ese viaje, la pareja fue grabando un diario de lo que iban haciendo (él como cámara, ella como presentadora), formato que presentaron a Mediaset. Sin embargo, ese programa, que en principio se iba a emitir en Divinity, nunca llegó a ver la luz.

Las primeras investigaciones indicaban que el suicidio podría haberse dado por una práctica sexual que podría haber salido mal. Por su parte, Raquel Sánchez Silva confirmó a la policía que él ya había pensado en suicidarse antes y que desde pequeño tenía prácticas de riesgo con su hermana: «jugaban a estrangularse hasta desvanecerse, para reanimarse después».

Por entonces, la revista Interviú publicó que el fallecido marido de Raquel Sánchez Silva realizó «búsquedas frenéticas por Internet en busca de trapos sucios de su mujer y que trató de espiar su correo».

Desde la extraña muerte de Mario Biondo, ambas familias han mantenido malas relaciones. La familia del fallecido siempre sostuvo que no fue un suicidio, sino asesinato. La madre del fallecido subió, con motivo de la fecha que sería el cuarto aniversario de los dos, dos fotos impactantes: una del cuerpo y otra del parte del informe policial que explicaba cómo había sido encontrado el cuerpo.

La presentadora extremeña ya denunció a sus exsuegros por el acoso en redes sociales. Ellos, por su parte, siempre han defendido que su hijo jamás se habría suicidado y que ella ocultaba algo con respecto al caso.

Desde la muerte del cámara italiano, el caso ha seguido vivo, tanto para las familias como para la justicia y los medios de comunicación. De hecho, Sálvame emitió un programa especial sobre el caso, en el que invitaron a los padres de Mario Biondo. Durante el programa de Telecinco, los padres mencionaron una presunta película porno de Raquel, que, según ellos, sería lo que el cámara estaría buscando antes de su muerte en su ordenador. El programa fue muy criticado porque llevaron a plató un supuesto cadáver, cubierto con una sábana, para así realizar una reconstrucción del caso con una psiquiatra forense.

Te puede interesar

Comentar ()