Tendencias

El Casinet, la antigua discoteca que presume de paellas de gamba roja o de sobrasada con queso de Mahón

Casi rozando las olas. Los hay de chipirones y almejas, negro, de atún okonomiyaki con verduras, panceta, jengibre y cilantro, o de gamba roja de la costa. Sabor verano. Con quince años de fogones a sus espaldas, los arroces y paellas de El Casinet, ubicado a orillas del Mar Mediterráneo, en la playa de Sant Salvador (El Vendrell), se han convertido en la excusa y el lugar de referencia para degustar lo mediterráneo en la Costa Daurada. Tanto, que el restaurante ha sido recientemente reconocido con un ‘Solete de verano’ por la Guía Repsol, por ser un local en el que «sentirse a gusto, con buena relación calidad-precio y accesible a todos los bolsillos». «El Solete de verano es un reconocimiento a nuestra trayectoria, así como la reafirmación de la confianza que tiene la clientela en nosotros», afirma Sergi Escolà, el chef al mando de este interesante punto gastronómico.

El local está ubicado en un edificio histórico construido a finales del siglo XVIII, en 1780, que funcionó como almacén, casino y discoteca. «Este edificio es parte de nuestra esencia, respetamos su estructura original. Creemos que tiene un carácter al que le hemos sabido sacar partido».

En su carta conciernen más de 20 tipos distintos de paella aunque también destacan las patatas bravas, rabas de pollo rebozadas con patatas chips, las craquets de arroz negro o los chipironcitos salteados con habitas baby al toque de menta, y los platos con guiños asiáticos. Todo, acompañado de una variada selección de vinos y cavas de la zona, y redondeado con una carta de postres caseros. «Tenemos hasta 20 variedades que vamos cambiando según la temporada. Hacemos las básicas, las de marisco, mar y montaña, arroz negro, de verduras, fideua y la de chipirones y almejas. Las que podríamos calificar como ‘diferentes’ son, por ejemplo, una que dedicamos a Las Baleares, que llevan sobrasada, queso de Mahón, pollo deshuesado y nueces; la de foie con setas; la de pulpo con papada de cerdo cocinada a baja temperatura, butifarra de perol y trompetas de la muerte; o la de gamba roja, entre otras»

Pero a favor de la experiencia gastronómica juega no sólo el producto, también el clima de la zona y la ubicación o decoración del espacio. El restaurante cuenta con un amplio comedor, un altillo, mesas frente al mar y dos terrazas perfectamente iluminadas por las noches.

Servicio ‘take away’

El Casinet lanzó su servicio ‘take away’, término que se refiere generalmente a la comida servida en un restaurante para ser consumida fuera de él, para impulsar su negocio, impactado por el efecto de la pandemia del coronavirus.

Esto ratifica los datos de la empresa de investigación de mercados The NPD Group, para la que en 2021, la oferta fuera del local se convirtió en una opción «imprescindible» para el consumidor, que dedica el 15,7% de su gasto en este canal a comida a domicilio  (frente al 8,2% en el primer semestre de 2019) y el 22,2% a comida para llevar (frente al 12,3% de 2019). El ‘delivery’ concentra un 5,2% del gasto en el canal (frente al 0,8% de 2019) y el ‘takeaway’ y ‘drive thru’, un 11,5% (frente al 3,7% de 2019).

Mimcook, el paellero inteligente 

En un restaurante como el Casinet, donde se pueden servir entre 300 y 350 raciones de paella por servicio, mantener siempre la primerísima calidad, obligaba al chef Escolá a estar buscando, formando y capacitando a sus trabajadores de forma continua. De ahí nació Mimcook, el primer paellero de alta precisión que automatiza fuegos, tiempos y temperaturas «para conseguir resultados previsibles».

  • Compartir

Desde un showcooking o un takeaway de arroces, y hasta un carrito para evento, Mimcook, la revolución de la cocina, es capaz de controlar con precisión el proceso de cocción de una paella de principio a fin, pero «como herramienta de ayuda, no sustituye al maestro paellero», advierte el chef. «Contiene sensores que informan de manera exacta en qué momento hay que añadir cada ingrediente, la intensidad del fuego necesaria, cuándo se ha alcanzado la temperatura idónea para añadir el caldo, si es necesario remover o no».

El desarrollo de Mimcook le ha llevado al catalán cerca de 7 años, pero la ‘Thermomix’ de las paellas ya está en las cocinas de restaurantes como el del chef Quique Dacosta en Londres, o el Restaurante Ubarrechena, de Mikel Ubarretxena.

Te puede interesar

Comentar ()