Tendencias

'Desafío Dalí', la "exposición imposible" de las langostas y muletas que obsesionaron al genio

Atrevia

Salvador Dalí (Figueres, 1904 – 1989) decía de sí mismo que sin pintar era como un pez sin agua, que nació doble, con un hermano de más al que tuvo que matar para ocupar su propio lugar y obtener el derecho a la muerte, y que no estaba loco. Se retrató vestido de marinero en muchas de sus obras y además de Gala, su otra obsesión era todo lo que tuviera que ver con la explosión de la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki el 6 y el 9 de agosto de 1945. Buena parte de su éxito lo debió a sus estrafalarias e impostadas excentricidades. Y a sus pinceladas, que lo consagraron como el máximo representante del surrealismo europeo.

En torno a él abre este sábado sus puertas la exposición Desafío Dalí. No sabes nada de mí, un recorrido escenográfico y tecnológico en el Espacio 5.1 de IFEMA, que, desarrollado por ArtDidaktik bajo licencia de la Fundació Gala-Salvador Dalí, y con más de 2.000 m2 que incluyen realidad virtual, 3D, realidad aumentada, audiovisuales o micro-mapping, propone «un viaje al subconsciente» y a un lugar nuevo donde reencontrarse con el pintor catalán de forma única y exclusiva; desde su taller, donde todavía hoy se pueden encontrar algunos pinceles, disolventes, pinturas, así como dos obras inacababas, pero originales, que dejó sin finalizar al fallecer Gala en 1982, hasta sus quehaceres con otras prácticas artísticas , más allá de la pintura, con las que Dalí desarrollaba su creatividad, como la joyería, el dibujo, las ilustraciones, el cine o la publicidad.

«Desafío Dalí ofrece al visitante una inmersión personal en el universo Daliniano a través de un innovador modelo de producción expositiva y altamente sofisticado, que integra lo mejor de las exposiciones tradicionales, las experiencias inmersivas y los contenidos educativos multimedia. Es un viaje sensorial y multimedia que envolverá al visitante en una experiencia expandida única en el mundo, y le concederá la capacidad visual, auditiva y digital de transitar, con la guía de un relato muy personal, por su vida y obra, sus obsesiones y sus facetas menos conocidas», explican Miguel de la Ossa, Co-founder & Executive President y Santiago Ruiz Campos, Head Exhibition Manager de ArtDidaktik en palabras para El Independiente.

Así, a este ‘innovador modelo’ de exposición lo han bautizado como ‘Cultural sense’. Y es que Desafío Dalí «no es una exposición inmersiva corriente», sino que pretende ir mucho más allá y convertirse en la perfecta intersección entre el arte más inspirador y las tecnologías de vanguardia. «Cultural sense es una nueva forma de vivir la cultura, entender la historia y adentrarte en ella. Y de sentir el arte. Pretendemos que sea una nueva forma de aprender, lúcida y atractiva, y de visitar a tus artistas favoritos como si fuera la primera vez. El aprendizaje puede y debe ser una aventura apasionante. Aquí la tecnología juega un papel facilitador y reforzador de la interacción de los participantes con esta experiencia didáctica y divulgativa sobre la vida y obra de Dalí, permitiendo que alcancen una conexión entre lo racional y lo emocional. Desafío Dalí es fruto de la apuesta de ArtDidaktik por desarrollar un nuevo modelo de experiencias de edutainment sobre contenidos culturales».

  • Compartir
Atrevia
  • Compartir
Atrevia

Con una duración media estimada de 90 minutos, la experiencia consta de 5 espacios que se abren con un pasillo central curvado en el que se identifican, en una distribución cronológica por décadas, un total de 160 obras del autor «cuidadosamente seleccionadas por la propia Fundación Gala-Salvador Dalí», cuyos originales se encuentran repartidos en más de 20 museos y colecciones privadas alrededor del mundo, y que pretenden ser el espacio más académico, donde el visitante aprenda y comprenda su vida, enmarcada en su contexto histórico, y sus contribuciones más importantes y relevancia como «uno de los mayores genios creativos del siglo XX». «Desafío Dalí constituye la exposición soñada y prácticamente imposible sobre el genio de Figueres, ya que es capaz de reunir en formato digital y en un mismo espacio, las obras más significativas de este autor», explica Ruiz Campos.

Después aguarda una sala con la faceta más desconocida de Dalí como ilustrador o diseñador de joyas, y otra donde sumergirse en las cinco principales obsesiones del artista sin las que es imposible entender su universo: su esposa Gala, el Surrealismo, su evolución del Clasicismo hacia la Mística Nuclear, el mundo de los sueños y sus creaciones en base a dobles imágenes y la estereoscopia.

  • Compartir
Atrevia
  • Compartir
Atrevia

La experiencia termina con unas gafas de realidad virtual que llevan al visitante en un vuelo a borde de un globo aerostático por algunos de los lugares que acompañaron al pintor a lo largo de su vida y sirvieron de inspiración para buena parte de sus obras a través de una instalación con 42 sets de realidad virtual. «Permitirá al visitante disfrutar de un emocionante periplo por la geografía ampurdanesa en la que se ubican los orígenes y el destino final de la vida del genio de Figueres».

La exposición estará vigente en Madrid hasta marzo y tiene prevista una gira internacional los próximos cinco años para visitar ciudades, entre las que destacan las del continente asiático, Lisboa, Barcelona o parte de Latinoamérica.

Te puede interesar

Comentar ()