Tendencias

El futbolista Joaquín arrasa con 'El novato': ¿el nuevo Bertín Osborne?

Decir que el futbolista del Real Betis Joaquín Sánchez arrasó como presentador de televisión es quedarse corto. Cuando su programa Joaquín, el novato se estrenó este miércoles en Antena 3, consiguió lo que muy pocos logran: unos datos de audiencia espectaculares. Un 29,5% de cuota de pantalla y más de tres millones de espectadores, para ser exactos. O, dicho de otro modo, una de cada tres personas que se ponían delante de un televisor. Y eso que competía en el prime time, el lugar donde más competencia existe.

A Atresmedia le faltó tiempo para anunciar a bombo y platillo que ha sido el mejor estreno en un programa televisivo de entretenimiento en diez años. Hay que remontarse al 2012, cuando se estrenó la primera edición de La Voz, en Telecinco, para ver un resultado semejante (consiguieron un 30,6%). «Líder aplastante, deja sin opciones a sus competidores, aventajando en +18,8 puntos a su inmediato rival en competencia», han comentado con orgullo en Antena 3.

Un formato tradicional, pero con un toque simpático

Pocos podrían haber intuido semejante éxito. El formato del programa, para empezar, no es que fuera especialmente novedoso: se trata, al fin y al cabo, de un programa de entrevistas en donde el futbolista practica nuevas profesiones acompañado de algunos de los mejores representantes del sector. Nada que no se haya visto antes. De hecho, se habían visto muchos programas parecidos y casi todos habían fracasado. O no habían cumplido expectativas.

En el primer capítulo, Joaquín quiso saber lo que era ser chef y compartió plató y entrevista con Dabiz Muñoz, elegido el mejor chef del mundo y marido de la presentadora de televisión Cristina Pedroche. Después de hacer preguntas, el futbolista se colocó un delantal y se puso a freír un huevo y preparar unas lentejas. Hasta aquí, nada que no se hubiese podido ver en otros lares.

Pero hubo un plus, y es lo que realmente explica el éxito: el tal Joaquín es simpático como pocos, cae muy bien a la audiencia (sea de los colores futbolísticos que sea) y aporta un aire fresco a una televisión necesitada a veces de caras nuevas. Él no deja de ser un chico sencillo, a quien España ha visto crecer como futbolista y que sabe contar chistes con gracia (algo más difícil de lo que parece). No es, desde luego, un buen entrevistador (no sabía hilvanar preguntas y algunas que formulaban dejaban que desear), pero ese aire algo ingenuo en su caso resultaba entrañable.

Un imán para las audiencias

Aparte, tiene un imán para las pantallas. El futbolista lleva años destacando en las redes sociales y cada vez que ha dado el salto a a la pantalla ha triunfado. Cuando fue el pasado 22 de septiembre a El hormiguero a presentar su programa, arrasó con un 23,8% de audiencia, uno de los más altos registrados en toda la serie del espacio de Pablo Motos, que se suele mover en el 15%. Y qué decir de sus vídeos por Instagram o TikTok en donde comentaba los avatares de La isla de las tentaciones. Algunos de sus comentarios y parodias dieron más que hablar que el propio programa.

De hecho, tenía tan buena acogida en las redes sociales que sorprende que hayan tardado tanto en darle un programa propio. El tipo, desde luego, tiene madera. Cuando menos, cae muy simpático.

El novato ha funcionado precisamente por su falta de aires, por ser un espacio amable con el que pasar un rato distendido. Ni tiene ansias de sentar cátedra ni quiere hacer historia de la televisión, y esa naturalidad es más que bienvenida en una parrilla en donde todo parece bascular a veces entre programas excesivamente vulgares o excesivamente sesudos. El programa de Joaquín era como ver a dos amigos pasárselo bien entre risas, y eso es lo que la gente más ahora mismo. Evasión sin caer en los grotesco. Humor al alcance de cualquiera sin caer en lo vulgar o en lo cutre.

¿Estamos delante de un nuevo filón? ¿O, cuando menos, de un nuevo Bertín Osborne? Muchos críticos televisivos no tardaron ni cinco minutos en comparar a ambos. Y la verdad es que, en este caso, las comparaciones no son odiosas. Para empezar, ambos son amigos y Bertín invitó a Joaquín a un programa de Mi casa es la tuya. Tanto este programa como El novato están realizados por la misma productora, Proamagna; el director de ambos es el mismo, Javier Ruiz.

Ambos programas también registraron grandes éxitos. Veremos si en el caso de El novato, el ritmo se mantiene. Mantener semejante listón va a ser difícil. Esta semana, ya se ha anunciado que van a llevar a Rosario Flores. «Le vamos a hacer cantar», ha comentado la cantante. La cosa promete. También está previsto que vayan Pedro Duque y Vicente Vallés, entre otros.

Te puede interesar

Comentar ()