Esta tarde tendremos la gran cita de los Premios Princesa de Asturias de este año. Será a las seis y media en el Teatro Campoamor de Oviedo. Sin embargo, los eventos de la «semana de los premios», como se la conoce en Asturias, ya han comenzado. Ayer vimos a la Familia Real en el concierto previo que se organiza cada año y esta mañana los hemos vuelto a ver en las audiencias previas en el Hotel Reconquista.

Actos previos

Como sucede todos los años, primero ha habido un encuentro con los galardonados de los Premios Fin de Carrera 2021 de la Universidad de Oviedo. Luego han conocido a los galardonados con las Medallas de Asturias 2022. Más tarde ha habido una reunión y foto oficial con los patronos de la Fundación Princesa de Asturias y algunos de los premiados de este año.

Todas las miradas se han vuelto a poner en la princesa Leonor, que ha regresado unos días a España para acudir a esta cita. Como saben, la heredera está estudiando su segundo año de bachillerato en Gales, en el UWC Atlantic College, y se ha aprovechado que los colegios británicos hacen unas pequeñas vacaciones por estas fechas para celebrar los premios (que, normalmente, se otorgan en la segunda semana de octubre y no a finales, como en esta edición).

De nuevo juntos en público

Para esta nueva cita, la princesa ha aparecido vestida con un bonito traje de Carolina Herrera con chaqueta y falda negra con tela jaspeada que recordaba a un estilo falso Chanel tan de moda ahora. Llevaba los mismos pendientes de diamantes que, casualmente, había estrenado su madre en el 2014, la primera vez que participó en un acto de la entrega de premios como reina.

Su hermana, la infanta Sofía, ha optado por un vestido blanco a rayas negras con manga corta y una falda midi co acabado asimétrico. La reina Letizia, por su parte, ha recuperado de su armario el traje blanco con estampados circulares que se puso en el 2019 en el castillo de Windsor cuando Felipe fue investido caballero de la orden de la Jarretera por la recientemente fallecida Isabel II. Es una creación de la firma española Cherubina con tela brillante, mangas farol y cuello alto. Como zapatos llevaba unos salón negro de tacón bajo de la firma Nina Ricci.

Por último, el rey iba con un traje gris marengo, camisa blanca a rayas y una corbata color salmón.