Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022 Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022

Tendencias

Del saludo a los 'patriarcas' a cómo las mujeres deben tomar café: lo que enseña 'Kawkabani' a los turistas de Qatar

Fotograma de 'Kawkabani', la serie animada que ayuda a los visitantes a afrontar el shock cultural del país. YouTube

Casi dos millones de turistas de todo el mundo pondrán rumbo a Catar para disfrutar de alguno de los partidos de la Copa Mundial de la FIFA de 2022, que se disputa por primera vez en territorio árabe. Algo que ha generado una gran controversia desde la elección del país de Medio Oriente como sede del torneo en 2010 por el cuestionado proceso de elección, las condiciones de migrantes, y la falta de derechos de algunos sectores de la población; y que ha provocado que sean muchos los que rechacen la elección de la FIFA y culpen a la organización de dar más importancia al dinero ingresado que a los valores transmitidos por este país.

Para paliar los efectos de crispación, dirigentes de Qatar han mostrado disposición a la tolerancia y acogida en los últimos días porque «el fútbol une países y comunidades», según señaló el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, jefe de Estado, en la ceremonia de inauguración del Mundial el pasado domingo. Sin embargo, los mismos advierten continuamente a los visitantes sobre qué está permitido y qué no en su país para «evitar incomodidad entre los qataríes más conservadores».

La última forma de hacerlo ha sido a través de la serie animada Kawkabani, disponible en Youtube en árabe, y con subtítulos en español, inglés, francés, hindi, mandarín y japonés. Compuesta por cinco capítulos y financiada por organizadores del Mundial, el Comité Supremo para la Organización y el Legado de Qatar, la serie ofrece algunos consejos sobre protocolo, costumbres y cultura qataríes a través de un alien que busca ser «los ojos del visitante». «La idea se nos ocurrió hace cinco años. Estábamos divirtiéndonos con amigos y nos imaginamos a este alien que no se pierde ningún Mundial. Pensamos que sería una buena forma de representar nuestra cultura», explica el artista visual y director del proyecto, Hossein Heydar, en unas declaraciones para la BBC.

«La idea es que los visitantes experimenten un menor contraste cultural al visitar Qatar, el primer país musulmán y de Medio Oriente que acoge un mundial de fútbol, dado que algunas costumbres y derechos de la población están regidos por la ley islámica».

Los personajes que protagonizan la miniserie, producida por Nefaish Animation, son un local de las comunidades beduinas del desierto, uno que vivía cerca del mar y se dedicaba a la pesca y la recolección de perlas, un qatarí con herencia occidental, y, en efecto, un extraterrestre amante del fútbol que, tras estrellarse en el desierto, se encuentra con los tres, que lo acogen en su casa y le enseñan cosas como que al entrar a una casa qatarí se debe saludar primero con un beso en la frente al ‘patriarca’ del hogar. «Para nosotros era importante contar por qué nos frotamos las narices entre dos hombres, por qué nos damos tres besos en la mejilla, cómo comemos al sentarnos a la mesa y por qué recibimos el café con la mano derecha y no con la izquierda. Gente de todas partes del mundo nos van a visitar. Sería muy agradable que saluden a mi padre sabiendo cómo hacerlo y ver que entienden y se adaptan a nuestra cultura».

La serie también hace referencia, aunque no explícitamente, a la vestimenta de las mujeres, que nunca deben mostrar sus hombros ni rodillas en público, y deben evitar el uso de ropa escotada; y a la política de cero tolerancia a conducir bajo los efectos del alcohol o consumir este tipo de bebidas en estados públicos. En este sentido cabe que la venta de cerveza en las proximidades de los estadios está prohibida durante el Mundial de Catar, después de que la FIFA accediese a la exigencia del país anfitrión. «Tras las conversaciones entre las autoridades del país anfitrión y la FIFA, se tomó la decisión de concentrar la venta de bebidas alcohólicas en el FIFA Fan Festival, otros puntos de encuentro de aficionados y lugares con licencia, eliminando los puntos de venta de cerveza de los perímetros de los estadios», confirmó este viernes la Federación.

Otras costumbres de Qatar son, por ejemplo, que las mezquitas no están abiertas al público que no sigue la religión, que está mal visto preguntar sobre la familia de otra persona o que, la grabación de videos y toma de fotografías con equipo profesional, semiprofesional, o el uso de cualquier tipo de trípode, requiere de un permiso especial.

Las polémicas que rodean al Mundial de Qatar 2022

Casi nada está exento. Entre las polémicas más sonadas que rodean al Mundial de este año está que, al igual que en otras monarquías del Golfo Pérsico, Qatar ha hecho un uso extensivo de mano de obra migrante en las últimas décadas, especialmente para construir los estadios de fútbol del Mundial. Según el periódico británico The Guardian, la cifra podría ascender a 6.500 trabajadores muertos desde 2010, cuando Qatar fue elegido sede del mundial 2022. En este sentido, Amnistía Internacional (AI) denunció en un comunicado en noviembre abusos contra los trabajadores migrantes y exigió medidas «urgentes» para agilizar el proceso de reforma del sistema kafala, legislación laboral basada en el patrocinio.

Asimismo, es uno de los 70 países en el mundo donde están criminalizadas las relaciones sexuales entre personas del mismo género, ya que de acuerdo con las políticas de dicho país, las relaciones entre hombres son castigadas incluso con penas de hasta tres años de prisión; y donde las mujeres se enfrentan a numerosas discriminaciones asentadas tanto en la ley como en la práctica, y siguen bajo el sistema de tutela masculina y subordinadas a sus ‘guardianes’ para cuestiones tan básicas como contraer matrimonio, estudiar en el extranjero con becas del gobierno, ejercer muchos empleos públicos, viajar a otros países si tienen menos de 25 años, y acceder a atención de la salud reproductiva.

Pero nada queda ahí. Según una investigación de 2014 del periódico inglés Sunday Times, el país árabe pagó más de cinco millones de dólares en sobornos para asegurarse el apoyo a su candidatura. Algo que el comité para la Candidatura de Qatar en 2022 negó. «Negamos con vehemencia todas las acusaciones de irregularidades. Tomaremos todas las medidas necesarias para defender la integridad de la candidatura de nuestro país y nuestros abogados estudian este asunto», expresaron en un comunicado.

Te puede interesar

Comentar ()