Tendencias

El documental (incendiario) de Harry y Meghan para Netflix: ya hay tráiler

Europa Press

No se sabe la fecha exacta, pero los medios británicos dan por hecho que será el próximo jueves 8 de diciembre. Ese día Netflix emitirá el primero de los capítulos de Harry & Meghan, una docuserie centrada, presuntamente, en la historia de amor de los duques de Sussex y que promete emociones fuertes. O, cuando menos, una nueva controversia en la familia real.

Ayer por la mañana (hora española), el gigante de streaming hacía público el primer tráiler de la docuserie y pudimos ver, por fin, las primeras imágenes de Harry y a Meghan. «¿Por qué queréis hacer este documental?», preguntaba al principio del tráiler una voz en off, supuestamente de la directora, Liz Garbus. A partir de ahí se sucedían una vorágine de fotografías inéditas de la pareja donde se les veíamos relajados, felices y enamorados. Pero poco a poco iban apareciendo imágenes más duras, de cámaras intrusivas, rotativas de periódicos y una foto poco halagadora de los Sussex junto con Kate y Guillermo en la ceremonia religiosa en la abadía de Westminster con motivo del día de la Commonwealth del 2019.

El trasfondo de un cuento de hadas que nunca fue

«Nadie ve lo que está pasando entre bambalinas», comentaba Harry a cámara, dando a entender (una vez más) el verdadero calvario por el que tuvieron que pasar su esposa y él durante meses y que provocó, según Meghan desveló en la entrevista con Oprah Winfrey, que ella acabara con una grave depresión, incluso con pensamientos suicidas. En el tráiler se veían imágenes de la pareja supuestamente llorando por la presión a la que estaban sometidos, pero también se les veía unidos y compenetrados, demostrando que, pese a los obstáculos, su amor siempre ha sido más fuerte.

Eso es, en el fondo, lo que han querido retransmitir en la docuserie: una historia de amor que se enfrenta a retos formidables. De hecho, la propia Meghan ya dejó intuir que por ahí iban los tiros cuando, en octubre de este mismo año, concedió una entrevista a la revista Variety, y dejó claro que Harry y ella habían querido explicar su historia.

Posibles ataques a la familia real

Precioso, pero todo el mundo cree que habrá mucho más y, sobre todo, que habrá críticas veladas –o explícitas, ya veremos– a la familia real y, en especial, al rey Carlos III y a Kate y Guillermo, los nuevos príncipes de Gales. Al fin y al cabo, la última vez que Meghan y Harry hablaron abiertamente de su situación –en la famosa entrevista a Oprah Winphrey–, dejaron caer comentarios explosivos sobre la familia real y los llegaron a acusar de racistas. Recordemos que la controversia llegó a tal punto que, al día siguiente de la emisión por televisión de la entrevista, el príncipe Guillermo tuvo que contestar preguntas más que incómodas de la prensa sobre si su familia era, realmente, racista. «No, no somos para nada una familia racista», contestó tajante y con cara de estar muy enfadado.

Además, si no hay comentarios potencialmente polémicos sobre la familia real, ¿por qué la prensa británica está asegurando que los duques de Sussex han presionado para hacer cambios de última hora en la docuserie? Muchos medios dan por hecho que, después de la muerte de la reina Isabel II, en septiembre de este año, Meghan y Harry quisieron que la serie se pospusiera por respeto hasta el 2023, algo a lo que, en teoría, Netflix se habría negado de pleno. También ha habido medios que creen que la pareja habría querido rebajar substancialmente el tono. Algo a lo que también Netflix habría dicho que no.

100 millones de acuerdo con Netflix

Recordemos, para empezar, que detrás de este proyecto que ahora verá la luz hay un suculento cheque millonario entre los duques de Sussex y Netflix. En septiembre del 2020, seis meses después de instalarse en una lujosa mansión en Montecito, una localidad de California, Harry y Meghan crearon su propia productora (Archewell Productions) e hicieron público un acuerdo con la plataforma para hacer series, documentales, guiones y producciones originales. No se sabe la cifra exacta a la que llegaron, pero varios medios británicos aseguraron que podría haber alcanzado los 100 millones de dólares.

Pocos meses después, se hizo público que Meghan iba a ser la creadora y productora ejecutiva de una serie de dibujos animados titulada Pearl. La protagonista era una niña de doce años que se inspira en las acciones de algunas de las mujeres más influyentes de la historia. Sin embargo, en mayo del 2022 el proyecto fue cancelado (Netflix había perdido 200.000 subscriptores en poco tiempo y había puesto fin a algunas creaciones que ya había aprobado inicialmente).

Una directora muy de izquierdas

En septiembre del 2021 varios medios británicos se hicieron eco de que Harry y Meghan eran filmados por un equipo de grabación mientras participaban en un evento de la plataforma Global Citizen en Nueva York. También se les vio junto a un numeroso equipo de grabación –seis furgonetas, aseguraron algunos– en La Haya, el lugar donde tuvieron lugar los Invictus Games, una especie de Juegos Paraolímpicos que Harry impulsó hace años para soldados veteranos. Todo ello dio pie a especulaciones de que los Sussex estaban graban una serie sobre su vida. Los rumores al principio incluso apuntaron a un posible reality.

Los detalles se fueron concretando poco a poco. Se supo, por ejemplo, que Meghan y Harry habían contratado al principio a un prestigioso director, Garrett Bradley, creador de una aclamada serie para Netflix sobre la tenista Naomi Osaka. Sin embargo, no debieron acabar de entenderse o tenían ideas muy distintas, y Bradley abandonó el proyecto.

Los Sussex entonces decidieron contar con Liz Garbus, a la que ya habían contratado para la fallida Pearl. Garbus es una directora muy activista y comprometida con la izquierda y, entre sus trabajos, destacan documentales muy feministas, como What happened, Miss Simone? (sobre Nina Simone) y Love, Marilyn. Garbus también dirigió la última temporada de El cuento de la criada, por lo que fue nominada a un Emmy en el 2021.

Habrá que esperar a ver su trabajo sobre Harry y Meghan hasta el día 8 de diciembre.

Te puede interesar

Comentar ()