Antes de que te hayas acostumbrado al ácido hialurónico en los labios o a tus foxy eyes tendrás que hacerte una bichectomía. Las tendencias de belleza cambian a toda velocidad y resulta difícil aprender a querer los rasgos propios cuando el vapuleo de las redes sociales es constante. Pero ¿qué es cada una de estas operaciones estéticas o cómo cambian la cara?

Hace algunos años se hizo viral la operación de los foxy eyes, por la que se elevaban las cejas a través de unos hilos tensores que se introducían bajo la piel. La intención era ampliar el párpado, pero también estirar el ojo hacia los laterales para hacerlos parecer más rasgados, sensuales y misteriosos. Según los expertos, celebrities como Kendall Jenner o Bella Hadid se habrían sometido a este tipo de operación.

No tiene por qué ser permanente, ya que cuando se usan hilos tensores estos se disuelven entre seis y doce meses después. Pero también puede convertirse en un compromiso de por vida si se escoge el lifting en vez del hilo tensor.

La bichectomía como tendencia

Pero, ¿qué es la bichectomía? Esta otra operación se ha extendido por Hollywood. A día de hoy es difícil encontrar una intérprete que no la tenga. La intención es afinar el rostro y dar una apariencia más delgada, ya que elimina las bolas de grasa que, de manera natural, sujetan las mejillas.

Al quitar las llamadas bolas de Bichat, la parte baja de los mofletes se mete hacia dentro. Por lo tanto, el aspecto sería parecido al de morderse el interior de los carrillos. Se trata de una imagen muy característica de las modelos y que también se asocia mucho a la delgadez y la adultez, dejando atrás los rasgos redondeados de la infancia.

Se trata de una operación fácil, que incluye una baja de entre 2 y 5 días, aunque en solo 48 horas se puede hacer vida normal. Los resultados tardan en ser visibles una semana, aunque depende de cada caso.

Los riesgos de una bichectomía

Y, por supuesto, como en cualquier tipo de intervención, las cosas pueden salir mal de manera inesperada. En 2022 se hizo viral el caso de una chica que compartió en Tik Tok cómo el procedimiento le había producido muchísimo dolor e hinchazón. Entre los problemas que pueden surgir está una lesión del nervio facial o la sección accidental del conducto de la saliva.

Además, ciertos médicos estéticos recuerdan que estas bolas de grasa tienen una utilidad. El quitárselas podría acelerar el envejecimiento facial. Supuestamente, sin ellas no hay nada que impida que la gravedad baje los pómulos o tire de la piel de la mandíbula. "Yo personalmente no soy muy partidaria de realizar esta cirugía", aseguró en 2020 la doctora española Ainhoa Placer, miembro numerario de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), en declaraciones a BBC Mundo.

Elsa Pataky posa en la alfombra roja de 'Thor' en 2022.
Elsa Pataky posa en la alfombra roja de 'Thor' en 2022. EUROPA PRESS

¿Qué famosos se han hecho una bichectomía?

Además de Kendall Jenner o Bella Hadid, en España también hay famosos de quienes se rumorea que se puedan haber hecho una bichectomía. Entre las sospechas está el caso de Penélope Cruz o Paz Vega, cuyos rostros se han afilado con el paso de los años.

Elsa Pataky, Anya Taylor Joy o Eiza González son otras de las intérpretes que podrían haberse sometido a una de estas operaciones, ya que lucen rostros mucho más afilados ahora. En muchos casos, la bichectomía se combina con botox en los maseteros. Así se evita la masculinización de la mandíbula, aunque también se utiliza también para aliviar el bruxismo.

De esta manera se evita que la estructura de la cara siga ensanchándose por la presión en los maseteros y se afile aún más, produciendo un efecto (supuestamente) más femenino.

En 2021 se hizo viral Demi Moore por reaparecer en la pasarela con un rostro completamente nuevo. Muchos aseguraron que se trataba del resultado de una bichectomía, pero desde entonces su imagen parece haber vuelto a la normalidad.