Los Mossos d’Esquadra han denunciado penalmente a un empresario de 71 años y vecino de Barcelona por presuntamente intentar vender y empeñar por 200.000 euros una obra de arte falsamente atribuida a Pablo Picasso.

La policía catalana ha explicado en una nota de prensa este martes que iniciaron la investigación a finales de 2019 porque un hombre estaba intentando empeñar la obra a una entidad de financiación que ofrecía préstamos pignoraticios.

La obra, con el nombre Le Peintre, iba acompañada de un certificado de autenticidad emitido supuestamente por la hija del artista, y de un contrato de compraventa firmado el 1994 por un valor de 110.000.000 pesetas, y también llevaba adhesivos de galerías de Londres y París para dar más relevancia a la pieza.

Los investigadores contactaron con ‘Picasso Authentification’, entidad encargada de proteger el legado de Picasso, que aseguró a los Mossos que era una falsa atribución, y tras ello la policía supo que la persona que la estaba ofreciendo como auténtica era conocedora de su falsedad.

Tras ser denunciado, los agentes incautaron la pieza y constataron que era una copia original de un Picasso con el mismo nombre y año, impresa en tinta sobre tela y posteriormente retocada con pinceladas de pintura resiguiendo el dibujo inferior, y que también había sido sometida a diferentes procesos de envejecimiento.