El turismo cinematográfico vive un boom en nuestro país por el rodaje de películas y series de éxito internacional o nacional. Tomorrowland, Aliados, Fast & Furious 6, Juego de Tronos, Fariña, La Peste o El Ministerio del Tiempo, son solo algunos de los éxitos recientes. En nuestro país hay 32 Film Commissions y Film Offices que intentan atraer rodajes a nuestras ciudades y regiones. Todos juntos componen la España de cine, con los mejores escenarios de películas.

Rodaje en El hierro de la serie ‘Blossom’

Canarias, la casa de Han Solo

Más de 3000 horas de luz al año, un clima estable, gran variedad de localizaciones con conexiones marítimas y aéreas y una amplia y variada oferta hotelera son quizá los motivos que han llevado a que grandes producciones eligieran a las Islas Canarias como escenario. Con unos incentivos fiscales de hasta un 45% compatible con un 4% en el Impuesto de Sociedades, las Islas Canarias se han posicionado como uno de los territorios de referencia en rodajes nacionales e internacionales.

El Parque Nacional del Teide, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2007 por la UNESCO, el Parque Natural de Anaga y el de Los Volcanes, el Pinar de Tamadaba, Punta de Teno, las Dunas de Maspalomas, el Puerto de Mogan, la Playa de las Canteras, la cascada del Bosque de los Tilos, entre otros, han sido paraderos de películas y series tales como Fast & Furious 6 (2013), de Justin Lin, REC 4 (2014), de Jaume Balagueró, Una hora más en Canarias (2010), de David Serrano de la Peña, El niño (2014), de Daniel Monzón, Exodus: Dioses y Reyes (2014), de Ridley Scott, El corazón del mar (2015), de Ron Howard, Aliados (2016), de Robert Zemeckis,  Wonder Woman (2017), de Patty Jenkins o Han Solo: una historia de Star Wars (2018), de Ron Howard.

Rodaje de Miau, la película de Ignacio Estaregui

Rodaje de ‘Miau’, la película de Ignacio Estaregui

Los Monegros, el destino de los rodajes españoles

A pocos kilómetros de la ciudad de Zaragoza en la depresión del Valle del Ebro se encuentra la comarca de Los Monegros. Un lugar excepcional por su paisajes esteparios: horizontes abiertos, cielos inabarcables, carreteras infinitas, restos de lagunas saladas, llanuras y barrancos que contrastan con la Sierra de Alcubierre y los paisajes de monte mediterráneo donde se encuentran las cuevas rupestres de San Caprasio, las trincheras recuperadas de la guerra civil o Santuarios barrocos dedicados a la Virgen.

A todo ello hay que añadirle las ventajas de su clima -mucho sol y poca lluvia- y sus buenas comunicaciones que hacen de Los Monegros un lugar cada vez más elegido por las productoras del sector audiovisual para rodar películas, cortometrajes, videoclips, spots o sesiones fotográficas. La tierra que se llevó en la memoria Orwell y que hoy se puede recorrer por su ruta.

Los clásicos Jamón, jamón (1992), de Bigas Luna -protagonizado por Javier Bardem y Penelópe Cruz-, Libertaria (1996), de Vicente Aranda, 007 El mundo nunca es suficiente (1999), de Michael Apted, y más recientemente, La marcha verde (2002), de J. L. García Sánchez, Road Spain (2006), de Jordi Vidal, Incerta Glòria (2017), de Agustí Villaronga y Miau (2018), protagonizada por Jose Luis Gil, han utilizado el paisaje maño como escenario parcial o total de sus rodajes.

‘La brujas de Zugarramurdi’ (2013), rodada en el Valle Baztán, Navarra

Navarra: de Orson Welles a Alex de la Iglesia

Caras conocidas del séptimo arte como Vanesa Paradis, Penélope Cruz, Javier Bardem, Chrissie Hynde, Rydley Scott, Imanol Arias o Cameron Díaz y un importante electo de actores y actrices del panorama nacional como Hugo Silva, Carmen Maura, Mario Casas, Clara Lago, Carmen Machi, Karra Elejalde o Dani Rovira, entre otros, han situado en el mapa algunos de los pueblos y parajes más emblemáticos de Navarra gracias a la proyección de sus producciones audiovisuales.

Algunas de las producciones que se han rodado en parajes de la comunidad foral de Navarra y que “destacan porque ayudaron a proyectar estas tierras en Hollywood y a atraer a decenas de actores, actrices, guionistas y directores”, según fuentes de Navarra Film Commission, son las adaptaciones de las novelas de Ernest Hemingway como Por quién doblan las campanas (1943) o The Sun Also Rises (1957). Y que actualmente recordamos con la Ruta de Hemingway.

Otras son las Campanadas a Media Noche (1965), de Orson Welles, en Urbasa, Las Brujas de Zugarramurdi, de Alex de la Iglesia, rodada en el Valle Baztán, 8 apellidos vascos, de Emilio Martínez-Lázaro (Leiza), The Counselor, de Ridley Scott ,o la sexta temporada de Juego de Tronos de David Benioffy D.B. Weiss en Bardenas, Les fréressisters (2017) de Jacques Audiard (Urbasa) o Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta de la Trilogía Baztán del director Fernando González Molina.

De ésta última se pueden hacer visitas guiadas por los lugares que Amaia Salazar recorre en la Trilogía del Baztán, de Dolores Redondo, y conocer las localizaciones de la película protagonizada por Marta Etura y los principales atractivos de Elizondo, además de sus mejores historias y leyendas. También hay rutas de cine en las Bardenas Reales de Navarra, Parque Natural y Reserva de la Biosfera. El mayor desierto de Europa.

Rodaje en Terrassa, declarada Ciudad Cinematográfica de la ‘Creative Cities Network’ de la UNESCO

Terrasssa, Ciudad de Cinema

La ciudad, declarada por la UNESCO Ciudad de Cinema en 2017, acoge una media de medio centenar de rodajes al año y se ubica entre las 5 ciudades con más rodajes de Catalunya desde hace más de 5 años.

Es una auténtica ‘Film friendly city’, “un plató abierto donde casi cada día se realiza un rodaje en alguna calle, plaza, edificio o tienda de la ciudad”, aseguran desde Terrassa Film Office Parc Audiovisual de Catalunya, miembro de Spain Film Commission.

Y cómo no, un sitio de referencia para productores como lo es Terrassa, también tiene una interesante oferta para los turistas que viajan hasta allí para conocer esos escenarios que les cautivaron en producciones como Grand Piano (2013), de Eugenio Mira, Un monstruo viene a verme (2016), de Juan Antonio Bayona, Matar a Dios (2017), El Fotografo de Mauthausen (2018), de Mar Targarona o Superlópez (2018), de Javier Ruiz Caldera.

La Ruta de Cine hace un recorrido por varias de las localizaciones más emblemáticas de la ciudad, como la Casa Alegre de Sagrera, la Patronal CECOT, la Mas Viver de Torrebonica o la Masia Freixa, para descubrir las producciones, los actores y las anécdotas que rodean los rodajes acogidos en esos lugares.

‘Los amantes pasajeros’, de Pedro Almodóvar, en el Puente de la calle Segovia, Madrid

Madrid, clásicos de siempre y modernos

La Comunidad de Madrid ha sido objeto de múltiples rodajes de clásicos del cine.  Ricardo III (1955) de Laurence Olivier se rodó en El Escorial y Torrelodones; Espartaco (1960) de Stanley Kubrik, usó escenarios de Alcalá de Henares y Colmenar Viejo; 55 días en Pekín (1963) de Nicholas Ray se filmó en localizaciones de La Pedriza en Manzanares el Real, Las Rozas y Colmenar Viejo; entre Colmenar y Manzanares también dirigió Sergio Leone La muerte tenía un precio (1965). La variedad y versatilidad de sus localizaciones, su tejido industrial y la experiencia de sus profesionales ha convertido los espacios y paisajes de la Comunidad en escenario privilegiado de películas nacionales e internacionales.

 

En los diferentes municipios de la Comunidad han tenido lugar los rodajes de películas como Roma (2004), de Adolfo Aristarain, Incautos (2004), de Miguel Bardem, Sangre  de Mayo (2008), de José Luis Garci y La voz dormida (2001), de Benito Zambrano. Pedro Almodóvar eligió localizaciones de Madrid para varias de sus películas: Volver (2006), Los abrazos rotos (2009), Los amantes pasajeros (2013) o Matador (1985), Mujeres al borde de un ataque de nervios , hay rutas turísticas del Madrid de Pedro Almodóvar.

En 1929 el cine se llenaría de sonido con El ministerio de la Puerta del Sol y décadas más tarde, en 1966, veríamos a Paco Martínez Soria llegando a la puerta de Atocha con gallinas en mano en La ciudad no es para mí. Otros localizaciones como Manzanares el Real en El crack II (1983), de José Luis Garci, San Lorenzo de El Escorial en Espérame en el cielo (1987), de Antonio Mercero, Torrelaguna en Amantes (1991), de Vicente Aranda, Alcalá de Henares en Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto (1995), de Agustín Díaz Yanes, Colmenarejo en Airbag (1997), de Juanma Bajo Ulloa y Julio Medem elegiría San Martín de Valdeiglesias para rodar La ardilla roja (1993) y Los amantes del Círculo Polar (1998).

'La isla mínima', rodaje en las marismas del Guadalquivir

‘La isla mínima’, rodaje en las marismas del Guadalquivir

Andalucía, del ‘western’ a Juego de Tronos

Cuando todo un territorio de la magnitud de Andalucía es pionero en el rodaje de grandes y pequeñas producciones se merece una mención especial y un recorrido por las diferentes provincias que desde principios del siglo pasado viene acogiendo los rodajes de películas, muchas de ellas verdaderos clásicos de cine.

El de Almería es propio de un paisaje del oeste. En el Desierto de Tabernas y sus playas se han rodado Lawrence de Arabia (1963), de David Lean, Assassin’s Creed (2005), de Justin Kurzel, Les freres Sisters (2017), de Jacques Audiard, o la Trilogía, de Sergio Leone, entre otras.

Cádiz ha sido escenario de Alatriste (2006), de Agustín Díaz Yanes, también con localizaciones de Jaén, Noche y Día (2010), de James Mangold y de El Ché (2008), de Steven Soderbergh. Entrelobos (2010), de Gerardo Olivares, Carmen (2003), de Vicente Aranda y Hablé con ella (2002), de Pedro Almodóvar, fueron rodadas en Córdoba.

Los clásicos Indiana JonesDoctor Zhivago fueron rodados en Granada

La encantadora Granada por su parte es escenario de The trip to Spain (2017), de Michael Winterbottom, Al Sur de Granada (2003), de Fernando Colomo; y también de grandes clásicos como Indiana Jones y la última cruzada (1989), de Steven Spielberg, en Guadix, Doctor Zhivago (1965), de David Lean, en La Calahorra o La conquista del paraíso (1992), de Ridley Scott. Localizaciones de Huelva aparecen en La voz dormida (2011) , de Benito Zambrano, La historia interminable (1984), de Wolfgang Petersen y La batalla de Inglaterra (1969), de los directores Guy Hamilton y Aaron Young.

El color especial de Sevilla ha cautivado a los productores de Lawrence de Arabia (1963), La Isla Mínima (2014), gran triunfadora de la XXIX edición de los Premios Goya, La Peste (2018), Stars Wars episodio II: El ataque de los clones (2002). Y antes de todos estos también lo hizo con Ridley Scott para dar lugar a 1492: La conquista del paraíso (1992) y con Luis Buñuel por Ese oscuro objeto del deseo (1978).

El caso de la serie Juego de Tronos es especial ya que se rodó en muchos y distintos escenarios de Andalucia, y del resto del país. De la comunidad sureña se eligieron Pechina, Tabernas y Carboneras (Almería); Almodóvar del Río (Córdoba) y Santiponce y Osuna (Sevilla).

Del binomio cine-turismo la Film Commission de Andalicía destaca que “todos los equipos que han venido a rodar han generado una inversión importante en hoteles, espacios reservados y atraen a un importante grupo de embajadores, como James Bon”. Por ello han creado La gran ruta del cine, un recorrido excepcional por las localizaciones donde se rodaron grandes producciones cinematográficas.

'Genius Picasso'

‘Genius Picasso’

La luz de Málaga

Málaga ha sido un lugar especialmente privilegiado para el rodaje de títulos legendarios en la historia del cine. Y es que su larga lista de edificios históricos como el Castillo de Gibralfaro, el Teatro Romano o la Antigua Prisión Provincial, además de sus Jardines de Pedro Luis Alonso, sus playas, puertos y puentes, hacen de Málaga un escenario de cine tal y como dijo uno de sus célebres hijos, Antonio Banderas, “Si el cine significa Luz, entonces Málaga es cine puro”.

En su lista de cine español cuenta con Los últimos de Filipinas, de Antonio Román (1945), Amanecer en Puerta Oscura, de Jose Maria Forqué (1957), Llanto por un bandido, de Carlos Saura (1963), El puente, de Juan Antonio Bardem (1976), La Sabina, de Jose Luis Borau (1979), La Caja 507, de Enrique Urbizu (2001) y El Camino de los Ingleses (2006), del director y actor malagueño Antonio Banderas.

Y en el internacional, Par un beau matin d’eté (Secuestro bajo el sol, 1965), Lost command (Mando perdido, 1966) y más recientemente, El Puente de San Luis Rey (2004) y Soldier of God (2005). Otras producciones audiovisuales como las series: Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (2009), Toro (2016), Zindagi Na Milegi Dobara (2011), La Reina del Sur o la última temporada de Genius (2017) dedicada a Picasso interpretado por Antonio Banderas.

los rodajes suponen para la capital de Málaga una inversión directa de 13 millones de euros en 2018

Según el balance de 2018 que acaba de publicar Málaga Film Office, los rodajes suponen para la capital de Málaga una inversión directa de 13 millones de euros en 2018, un dato muy positivo para la ciudad en la que se han fijado directores como Michael Powell, Richard Fleischer o Michelangelo Antonioni.