Nacida en Nueva York hace 35 años, hija de madre judía del Bronx y de padre danés, Scarlett ha necesitado trabajar en 66 títulos para entrar en la lucha por los Oscar, y lo ha hecho por la puerta grande: cuenta con dos nominaciones, en la categoría de Mejor Actriz y Mejor Secundaria por sus papeles en Historia de un matrimonio y Jojo Rabit respectivamente.

Los primeros pasos en el mundo de la actuación los daría durante su infancia, un momento de su vida que lo pasó de actuación en actuación. A la edad de ocho años, entró a formar parte del musical del «bajo Broadway» Sophistry, donde trabajaba también Ethan Hawke. Su fracaso en los casting para hacer anuncios provocó que su madre solo la presentara a películas.

Un año después, interpretaría a la hija del personaje de John Ritter en Un muchacho llamado Norte (1994). A este trabajo le seguirían su participación en Casa Justa (1995) y Si no te casas, me mato (1996). Su papel de Amanda en Manny & Lo (1996), sería valorado con la nominación al Independent Spirit Award en la categroía de Mejor Actriz. Además, contaría con la aclamación por parte del público y la crítica.