Brad Pitt ganó hoy el Óscar a mejor actor de reparto por su papel en Érase una vez en… Hollywood, la primera estatuilla que logra el artista en las categorías interpretativas de los premios de la Academia de Hollywood.

«Esto es increíble, realmente increíble», aseguró Pitt, quien fue recibido con un gran aplauso por parte del público.

Pitt dedicó su premio a «Quentin ‘borracho’ Tarantino» y dijo del cineasta que es «original y único en su especie».

«La industria del cine sería un lugar mucho más árido sin ti», afirmó.

También se acordó con cariño de su compañero en Érase una vez en… Hollywood Leonardo DiCaprio y del resto de reparto.

Asimismo, Pitt pidió que se aprecie más el trabajo de los especialistas de acción en el cine, un empleo que conoció bien gracias a su rol en este largometraje.

Y, finalmente, dedicó el Oscar a sus hijos: «Os adoro».