Cine

Macarena García protagoniza la primera película española estrenada en Venecia

logo
Macarena García protagoniza la primera película española estrenada en Venecia

IMDB

Resumen:

El arte de volver sigue la historia de Noemí (Macarena García), una actriz de 30 años que regresa a casa para presentarse al casting de una serie. En las veinticuatro horas que siguen a ese regreso, la protagonista coincide con extraños, familiares y amigos que harán que se replantee su lugar en el mundo.

Dirigida por Pedro Collantes y producida por Tourmalet Films, este es el primer proyecto español seleccionado en el Biennale College Cinema de Venecia, que además ha sido estrenado en el marco del Festival Internacional de Cine de Venecia.

«Es mi primer largometraje y la de Venecia es la primera proyección que hacemos con público», cuenta a El Independiente Pedro Collantes. El director de El arte de volver afirma estar viviendo este momento «con mucha ilusión», sobre todo después de la situación de incertidumbre por la que pasa actualmente la industria cinematográfica.

«No conozco otra versión del festival, espero volver en el futuro y experimentarlo sin pandemia. Ahora hay mascarillas y aforo limitado, por lo que las recepciones están siendo más frías», señala Collantes. Sin embargo, recalca que mantiene una actitud «esperanzadora» al haberse podido celebrar tanto este festival como el de Málaga.

Estrenar El arte de volver en el Festival de Venecia «supone un triunfo de las cosas hechas con amor y alegría por parte de las personas que formamos parte de ella», confiesa a El Independiente Macarena García. Este largometraje, que cuenta con un presupuesto de 150.000 euros «tiene mucho corazón», señala la actriz. Y es que El arte de volver nace en el marco de un programa de la Biennale College Cinema, que desarrolla películas de micropresupuestos que «debes hacer en menos de un año», cuenta el director de la película.

Macarena García tiene claro que la belleza de la película reside en que «todos nos podemos sentir identificados». El personaje al que da vida es una joven actriz que huye a Nueva York para intentar hacer realidad su sueño y que, en su defecto, empieza a «descuidar las relaciones que mantiene con sus seres queridos». Al no encontrar lo que esperaba al otro lado del charco, regresa a casa con una mezcolanza de emociones que van desde la frustración hasta el dolor. «Ella siente la necesidad de volver a sus raíces porque le está costando cumplir su sueño», subraya García.

Sin embargo, su intención de viajar a Madrid y el deseo de crecer profesionalmente, se ve empañado cuando Noemí descubre que el estado de salud de su abuelo está más deteriorado de lo que creía. «Esto abre sus ojos y hace que descubra cómo ha sido en realidad el vínculo que ha mantenido con sus seres queridos», cuenta la actriz. Y es que la película plantea un dilema a la protagonista, quién tendrá que, por un lado, «gestionar las relaciones que se han quedado estancadas» y, por otro, «optar o no por hacer una audición para una serie que no le aporta tanto a nivel artístico», describe el director de El arte de volver.

El tiempo y la música, elementos clave de El arte de volver

La decisión de contar lo que ocurre en 24 horas puede servir para «reforzar la parte artística», cuenta Pedro Collantes, que también ha escrito el guion. «Decidir que la película suceda en un día supone menos cambio de vestuario, puesto que los personajes visten la misma ropa».

Esta fórmula también permitió al director «concentrar la narrativa de una forma muy lineal, puesto que decides seguir al personaje para descubrir qué le pasa en ese periodo de tiempo». Para él, supuso una manera de contar la película que le posibilitó «hacer un retrato caleidoscópico de la protagonista».

Aunque Collantes no la considera como un personaje más, la música, que es obra de Yuri Méndez, está incluida de manera bastante «orgánica», y ha dado a la película «una identidad minimalista».

Comentar ()