Cine

Dani de la Torre homenajea al cine de aventuras de los 80 en 'Live is life'

 Más habituado a los códigos del ‘thriller’ el director gallego Dani de la Torre (El desconocido, «La sombra de la ley») da un salto al cine de aventuras y sentimental en Live is life, rodada el verano pasado en la Ribeira Sacra gallega y que llegará a los cines previsiblemente el próximo 16 de agosto.

Con un guion del catalán Albert Espinosa (Pulseras rojas) que han trasladado y adaptado a un entorno y vivencias que De la Torre sentía más cercanos, la película transcurre durante el verano de 1985 en un pueblo de Galicia donde pasan sus vacaciones un grupo de adolescentes variopintos que empiezan a vislumbrar el mundo adulto.

«Habla del fin de la inocencia, de enfrentarse por primera vez a problemas de adultos siendo aún chavales, es un cambio definitivo en sus vidas, pero del que no son conscientes», ha explicado el director a un grupo de periodistas tras mostrar un primer avance de imágenes del montaje final.

Aventuras en bicicleta, casetes reproducidas en un walkman, colecciones de cromos y canicas forman parte del mundo lúdico de estos chicos interpretados por cinco jóvenes actores debutantes: Adrián Baena (Rodri), Juan del Pozo y Raúl del Pozo (los gemelos Álvaro y Maza), David Rodríguez (Suso) y Javier Casellas (Garriga).

Sin un Luis Tosar como el que protagonizó los dos primeros largometrajes de De la Torre, toda la película descansa aquí sobre los hombros de estos jóvenes, un reto para ellos y para el director, por la implicación personal que conlleva este cambio de registro.

«Yo soy de la zona de la Ribeira Sacra, viví todo eso, era una zona de migrantes y era habitual que en verano vinieran los familiares a ver a los abuelos y de paso traían las últimas innovaciones, unas Air Jordan, las bicis más modernas, y los de allí flipábamos, claro».

La madre del director falleció de cáncer poco después de que le llegara este guion. Fue ella quien le pidió que rodara la película, ha desvelado De la Torre: «Teníamos una relación muy estrecha, ella era muy aficionada al cine y me llevó a ver ‘E.T.’ por primera vez».

Spielberg y títulos como Cuenta conmigo o Los Goonies marcan una referencia clara en este Live is life, cuyo título alude a la canción de Opus Dei que sonaba a todas horas en la radiofórmula durante aquel verano de 1985 y que se incluye en la banda sonora.

«No sé si los chavales de hoy irían por si mismos a ver esta película, quizá lo harían empujados por sus padres, pero de lo que estoy seguro es de que les gustaría», ha asegurado.

La trama gira en torno a la mágica noche de San Juan. Los cinco amigos planean escaparse en busca de una flor que, según cuenta la leyenda, crece en lo alto de una montaña y puede hacer que los deseos se hagan realidad. Su único deseo es resolver el problema de su amigo en apuros para poder seguir juntos.

A punto de embarcarse en el rodaje de la segunda temporada de la serie «La unidad» para Movistar+, De la Torre considera Live is life una película «terapéutica» después de tanto tiempo encerrados por la pandemia, que permitirá al espectador bañarse en cataratas, atravesar embalses en barca o ver una puesta de sol desde un mirador.

Sobre la colaboración con Espinosa, asegura que ha sido perfecta. Ambos comparten claves generacionales y si el guion original tenía más tintes dramáticos, De la Torre lo ha llevado más hacia las aventuras.

Con localizaciones en Lugo (incluyendo Pantón, Sober, Quiroga, O’Saviñao y Monforte de Lemos) y Esgos, en Orense, parte del rodaje también tuvo lugar en Barcelona.

Detrás del proyecto se encuentran los productores Atresmedia Cine, en colaboración con Buendía Estudios, 4 Cats Pictures y Live is Life AIE. La distribución corre a cargo de Warner Bros.

Comentar ()